domingo, 13 de noviembre de 2016

Promocionando una tienda online

¡Cuánto han cambiado los tiempos desde que terminé la Universidad hasta hoy! Han pasado casi veinte años y en realidad parece que he hecho un viaje en el tiempo y me he trasladado a una época lejana (a veces no sabría decir si del pasado o del futuro).

Dicen que a mis cuarenta años me empiezo a parecer a esos viejecillos que reniegan de los tiempos modernos, pero es que cada vez estoy más convencido de que antes se vivía mejor, se trabajaba mejor, se divertía la gente mejor y en general todo funcionaba muy bien. Claro que había cosas malas y desventajas, como en todas las épocas, pero nada que ver con lo que tenemos ahora.

Muchos me acusan de clásico, y quizá tengan razón.

Recuerdo cuando empecé a trabajar como asesor fiscal en la asesoría de mi tío Jaime, con veintidós añitos recién cumplidos y con ganas de comerme el mundo. Entonces ya creía yo que iba a heredar la empresa y actuaba en consecuencia. Al ir creciendo, entendí que había otras cosas en la vida y que aquella herencia no entraba dentro de mi planes y fui viendo las cosas con otra perspectiva más relajada.

El caso es que cuando yo empecé mi andadura profesional, todo era mejor que ahora. Los clientes pagaban bien y eran abundantes y la administración funcionaba medianamente bien.

Viví unos siete u ocho años de máximo esplendor y gané bastante dinero, trabajando con dignidad y dedicación. Hasta que casi de un día para otro, la economía se desplomó y la palabra crisis financiera lo invadió todo.

El despacho de mi tío, pasó de tener una plantilla de cuarenta trabajadores, a menos de diez, y yo tuve que replantearme mi destino, porque allí ya no había clientes ni para mí.

Muy a mi pesar y al de mi tío Jaime, me vi obligado a abandonar la Asesoría. Un temor extraordinario se adueñó de mi vida, porque a los treinta y pocos años, me vi en el paro, con una hipoteca  considerable, una esposa también en para y dos niños de seis y ocho años.

Los primeros meses fueron un infierno y un ir y venir constante a entrevistas de trabajo y empresas de trabajo temporal.

Encontré empleos, sí, pero ninguno me duró más de tres meses. Y del sueldo y de las condiciones de trabajo, mejor ni hablar, porque atentaban contra la dignidad personal y profesional de cualquier ser humano.

Pero cuando tienes necesidad y debes meter dinero en casa, te sometes a cosas que de otra forma jamás aceptarías ni harías.

Durante un año y medio me hice conocido de todas las empresas de trabajo temporal de mi ciudad y acabé tan cansado de ellas, que una mañana cancelé todas mis entrevistas de trabajo y decidí tomar un nuevo rumbo en solitario y por mi cuenta.

Era arriesgado y todos mis amigos y conocidos me lo desaconsejaban, pero mi hermano Juan insistió en apoyarme y en asegurarme que un poco de esfuerzo, lo lograría.

Él lo había conseguido y fue capaz de salir de una situación mucho más complicada que la mía, así que le creí y empecé a trabajar con él codo con codo.

El plan era sencillo y complicado al mismo tiempo: crear mi propio blog y mi web, anunciando mis servicios profesionales como asesor fiscal. La página incluía una tienda online donde la gente podía comprar informes jurídico-fiscales sobre las más variadas materias, y modelos de escritos, formularios, declaración de impuestos, etc…

Mi primer problema era la falta de recursos económicos para hacerlo. Pero mi hermano me explicó que si sabía organizarme, el dinero no era un problema para un proyecto así.

Mi suerte es que él es experto en posicionamiento web y esa parte, que resultaba más costosa, él me la haría gratis. Bueno, gratis del todo no, porque me dijo que tenía que invitarlo a comer una vez por semana cada vez que consiguiera un cliente nuevo. Pero resultaba un pago muy agradable de hacer, claro.

Además de eso, Juan me recomendó que leyera varios blogs sobre estos temas y me explicó un montón de trucos para poder sacar adelante la idea sin hacer gastos económicos.

Se trataba de trabajar desde mi casa, con una simple conexión a internet y un ordenador. Un presupuesto más limitado que éste, sencillamente no lo hay.

Me llevó tiempo, eso sí, y tuve que aprender mucho en muy pocas semanas, pero mereció la pena, porque ahora mismo, es rara la semana que no consigo tres o cuatro clientes nuevos que se interesan por mis servicios.

Yo estoy ganando dinero y prestigio y mi hermano está contento porque se lleva una buena comilona cada semana.

viernes, 28 de octubre de 2016

Ahorrar dinero estando en paro

Ideas para ahorrar dinero cuando no disponemos de trabajo

Estoy intentando liberarme de la deuda. Tengo mis ahorros de emergencia, he realizado reducciones en mi presupuesto y muchas ganas de tener todas mis finanzas bajo control. Para ello estoy tratando de encontrar diferentes maneras de ahorrar y ganar algo de dinero adicional. Aquí te voy a mostrar 5 maneras prácticas que puedes utilizar para ahorrar en los gastos del hogar.

Ideas para ahorrar dinero en tu hogar

Hacer tus propias reparaciones (si puedes)

Tengo la suerte de tener un manitas en mi vida que puede arreglar casi cualquier problema. Pero cuando él no puede, tenemos una gran red de personas que podrían ser capaces de ayudar a otros a solucionar sus problemas. Ser capaz de arreglar nuestros propios problemas nos ha ahorrado mucho dinero hasta el momento.

En internet podemos encontrar mucha información de cómo hacer reparaciones para nuestro hogar sin tener que pagar a costosos mecánicos con los que necesitaremos utilizar prestamos del estilo Wonga.es para poder hacer frente a los gastos. Sabiendo hacer reparaciones nos ayudará a tener menos dolores de cabeza.

Haz una investigación antes de comprar

¿Necesitas un nuevo electrodoméstico? ¿Equipo de música? ¿Lavadora? Pregunte a su alrededor antes de hacer una compra grande. Haga un poco de investigación en línea para averiguar qué época del año es mejor comprar o incluso obtener un crédito fiscal. Quizás no seas capaz de esperar, pero puedas comparar precios para ver quién tiene la oferta más baja. No se olvide de comprobar si hay cupones!

Tener cuidado con las luces encendidas

¡No sólo es romántico, se ahorra energía y ahorro de dinero! Mantenga las luces y aparatos electrónicos apagados tanto como sea posible para mantener la factura de electricidad bajo control.

Pégale un vistazo a Ebay

Ebay es una gran herramienta cuando estas mirando opciones para hacer una compra para su hogar. A veces las personas se están cambiando de casa, están haciendo la renovación de su casa o por que han hecho una nueva compra por su cuenta tienen cosas que quieren vender, normalmente a unos precios mas bajos. No te cuesta nada revisar las opciones de esta manera y ver los clasificados en su periódico local para encontrar las ofertas.

¿Tiene algún consejo útil para ahorrar dinero en tu casa? Sigue mis consejos y veras como vas a poder ahorrar una gran cantidad de dinero en tu casa, sin que te des cuenta.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Consejos para hacer un informe

Más de una vez me ha pasado en el trabajo, que el jefe nos pidiera un informe de la cosa más extraña posible, y ni la mayoría de los compañeros ni yo supiéramos hacerlos. Es más, siempre pensábamos que el jefe lo hacía para molestarnos.

Por suerte había un compañero que nos los hacía a cambio claro, que lo invitáramos a desayunar durante una semana. Era una especie de simbiosis entre compañeros de trabajo, mezclado con un poco de cara dura de uno, y las tonterías del jefe, que supongo se aburriría mucho, y en lugar de leer el periódico como todos los jefes, se dedicaba a pedirnos un informe. Uno tras otro, más informes...

Lo malo es cuando nos pedía uno y nuestro compañero estaba de vacaciones o de baja por enfermedad, que además de gorrón era buen vividor y a la más mínima se pedía una baja médica. Para esos momentos, nos habría hecho falta la página de los informes, donde te explican detalladamente el cómo hacerlos.

¡Vaya si me hubiera hecho falta! Yo al menos, hacía churros en lugar de informes. Ya no me vuelve a pasar.