domingo, 12 de junio de 2011

Las entrevistas de trabajo

Y para que sepas que cuando el empleado primero se muestra con impresión en la mano diciendo que se le adeude, usted puede estar seguro de que el problema radica en la herramienta o la entrada de datos del empleado, no cuidadoso cuando lo prometo.

Las declaraciones falsas y Las conversaciones con potenciales empleados están llenos de oportunidades para el malentendido, aunque los empleadores suelen ser capaces de eludir su responsabilidad última ante el reto.

Las causas de acción en las que estas afirmaciones son llevados variar, pero es una falsedad. La decisión de hoy es un buen ejemplo de las situaciones que se producen y un recordatorio de que, si bien se trata de preferencia tan amplio como se pone , también tiene sus límites.

Los hechos son simples y directas (siempre lo son cuando, como en este caso, el juez debe aceptar alegatos del demandante ) entrevistado para un trabajo con y me dijeron que si aceptaba el cargo, a los 62 años tendría derecho a una pensión Él aceptó y más tarde se le dijo que la información que recibió fue incorrecta y sus beneficios de pensión mensual sería de aproximadamente al mes.

El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. La carta tienen que darla por escrito incluso aunque el propio trabajador despedido sea miembro del Comité, porque eso era lo que ocurría precisamente en el despido que originó esta sentencia. etc. puesto que lo importante es que en este concepto te pagan voluntariamente algo más del salario al que les obliga el convenio. Si un empresario quiere practicar el fraude en las reducciones de jornada lo tiene también a huevo. El empleado de una empresa en expansión deluxe además se los paga de su bolsillo porque los de los sindicatos son una mierda para justificar las subvenciones que cobran los muy cabrones. ¿Por qué? Pues porque las horas complementarias pueden ser hasta un 60% de la jornada contratada. O sea, que el gobierno ha llevado en el pecado la penitencia. Es decir que una cosa sería probar que el cliente se haya quejado, cosa que puede que ni siquiera llegaran a conseguir, y otra muy diferente sería probar que aquello de lo que se quejó sucedió realmente. Pero entonces, cumpliendo su deber como ciudadanos, los empleados podrían comunicar la sentencia a la Administración contratante, es decir, pruebas contra la solvencia de la empresa, con lo que el contrato público sería nulo según art.32.b de la Ley 30/2007. Recientemente se ha admitido en jurisprudencia menor que se pida como indemnización de daños y perjuicios el mismo importe que la LISOS establezca como sanción a la falta correspondiente.

Lo importante es que el 75% de los despedidos eran afiliados a ese sindicato, que está en la "línea dura" por decirlo así. Los trabajadores no suelen estar acostumbrados a ir a un juicio y menos aún a mentir en algo que ni les va ni les viene. Sigue siendo una moto aunque le llames "biciclo de propulsión hidrocarbúrica". En este artículo nos vamos a referir a este último tipo de comerciales con el nombre de CDM (comercial de mierda), para distinguirlos de los comerciales normales. Pero en ese caso podrían suceder tres cosas que harían que tu contrato se convirtiera en indefinido automáticamente: Que el contrato haya durado más de 3 años y sea posterior al 17/06/10. Igual que hacen las asesorías cuando informan a las empresas de la posibilidad de firmar contratos temporales en fraude de ley, indicándoles que lo peor que les puede pasar es pagar la indemnización de despido de los empleados que les demanden por ello, pero que lo más seguro es que les demande uno o ninguno.

Desde la reforma laboral de 2012, en caso de que lo tenga es prioritario sobre el convenio del sector. Si se tratara de un empleado que sí que demandaría y/o denunciaría no se librarían de las consecuencias por haber metido por medio a la ETT o a la cárnica. Pues sí señor, que los despidan, pero los tendrán que despedir a todos o casi todos, porque están unidos. Tras el comunicado tienes que presentar la demanda de rescisión voluntaria. ¿No estamos hablando de que con violencia (la amenaza de no darte "los papeles") te quieren obligar a hacer lo que no quieres (firmar con acuerdo algo en lo que no estás de acuerdo) y con el objetivo de impedirte ejercitar tu derecho fundamental a la tutela judicial (impugnar el despido y/o efectuar demanda de reclamación de cantidad)? A partir de tu denuncia, el fiscal actuaría contra la empresa (y en consecuencia contra el responsable de recursos humanos en la empresa) si lo estimara conveniente. No existe realmente la obra o servicio que la empresa cliente se supone que contrata a la principal, porque el único objeto real de la contrata es que la empresa principal proporcione informáticos a la empresa cliente. Solo en caso de adopción o acogimiento (superior a 1a) de menores de 6a o bien de menores de 18a discapacitados o que por sus circunstancias y experiencias personales o por provenir del extranjero, tengan especiales dificultades de inserción social y familiar debidamente acreditadas por los servicios sociales competentes.

¿Te pueden descontar días de vacaciones? El artículo 58.3 del ET dice: "No se podrán imponer sanciones que consistan en la reducción de la duración de las vacaciones u otra minoración de los derechos al descanso del trabajador o multa de haber." Más claro el agua. Esto tampoco es problema alguno porque tú siempre puedes mandarles un burofax. Por tanto, el responsable de recursos humanos en la empresa listo, que los hay, lo tiene también fácil. Lo que pasa es que lógicamente las cobras también a mitad de importe. Aún así, confiamos ciegamente en que la empresa de trabajo temporal la seguirá cagando en las cartas de despido objetivo o saltándose el pago inmediato, con lo que seguirá siendo recomendable demandar siempre en caso de despido objetivo. Si tras pagarla te dejan de pagar otra vez, nueva denuncia y la sanción podrá duplicarse porque habrá reincidencia (art.41 LISOS). Si los resultados siguieran siendo malos, se empezarían a expulsar jugadores del equipo. Pero oye, se puede poner más facilito reformando el art.49.1.b ET ¿a que sí? Pasen y sírvanse. Si no le hace falta no lo contratará por muchos contratos de apoyo a emprendedores que haya. Desde el 1/1/2012 irán disminuyendo progresivamente el nº de contratos Desde el 1/1/2015 "indefinido" a todo el mundo, porque tanto a indefinidos como a temporales costará 12d por año ponerlos en la calle, pero las cotizaciones de los indefinidos son inferiores. También la pueden poner los delegados, como representantes de los trabajadores.

Tendrás derecho a cobrar bajas, pero apenas cotizas a la SS. Resulta que el BOE va a decir "y que carezcan de patrimonio suficiente". Si no te gusta no podrás acudir al juez. Pero resulta que cada año se publican las nuevas tablas salariales de los convenios del metal e inmobiliarias. Su frase favorita es la misma que usaba la empresa pero dándole la vuelta: "es lo que hay y si no te gusta me despides porque yo nunca me iré con baja voluntaria". En resumen, que la empresa no tiene plazo alguno de retraso "legal" ni tú tampoco tienes obligación legal alguna de concederles dicho plazo o de pedirles antes el pago por las buenas ni menos aún tienes que reclamárselo antes por escrito.

Está en Aspropyrgos, Grecia. Especialmente cuando la pregunta deja muy claro que no se ha leído bien el artículo. El FOGASA pagaría los salarios y las indemnizaciones a la plantilla, con ciertos límites; pero los proveedores, arrendadores y demás acreedores tendrán que ir a reclamar al maestro armero. Tú cuídate porque si estando en una situación tensa te vienes abajo así. Importe. Ojo, qué hay muchos diciendo que ahora es siempre por centro de trabajo, que es precisamente donde podría radicar el error de muchas empresas que pudiera propiciar la nulidad de los despidos. Gracias a la nueva sentencia del TS. Asunto solucionado, que pase el siguiente. Todos sabéis que en los últimos meses dicen que se está creando mucho empleo en una empresa de Málaga.

Cuénteme una situación en que la que hayas tenido que cambiar de actividad de manera imprevista. Se deben elegir ejemplos de situaciones sin mucha importancia para no dar pie al entrevistador a tirar más de ese hilo y que llegue a obtener una información que no nos beneficiaria. 63. Podemos contestarle que nos han pedido confidencialidad y el entrevistador lo entenderá, se buscan personas discretas. Vida privada 43. ¿Cómo conseguiste tu último empleo? En realidad lo que quiere conocer el entrevistador con esta cuestión es tu nivel de proactividad. En definitiva, eso de poner “nivel de inglés alto” y no saber mantener una conversación no cuela. Pero esto no es sencillo. ¿Cómo se siente reportando a alguien más joven o a una mujer? Algunos entrevistadores formulan esta pregunta si detectan que el candidato puede tener algún tipo de prejuicio y desean controlarlo desde el principio. Estos son los nueve errores más comunes que se comenten en las entrevistas. Recuerda, siempre en positivo, nunca añadiendo aquello que no nos gusta.

Quizás hace unos años bastaba con tener un buen curriculum vitae y encajar en el puesto para optar al mismo, pero de un tiempo a esta parte las cosas han cambiado mucho y ya no es suficiente tener estudios. errores entrevista de trabajo Teniendo en cuenta que para cada oferta de trabajo hay cientos de candidatos con CV sobresalientes, la única manera de acceder a un puesto es lograr convencer al entrevistador de que eres la persona adecuada. ¿Por qué te marchaste de la empresa o por qué te despidieron? Cuando se lleva a cabo un cambio profesional hay que construirse un mensaje de salida que explique muy brevemente los motivos que nos llevan a tomar esa decisión. Pero siempre hay que ceñirse a la pregunta y mencionar sólo cuestiones positivas. ¿Cuál es tu principal fuente de motivación? ¿Qué es lo que te motiva en un trabajo? Sucede como en las dos preguntas previas. Tratar de decir lo que pensamos que quiere escuchar quién nos hace la entrevista no sirve de nada, pues nos hará perder naturalidad, que es uno de los aspectos que, precisamente, más se tienen en cuenta. Pero siempre señalar que vas a retomarlo (y hacerlo de verdad).

Te encuentras ante la persona o las personas de las que depende contratarte o no y te juegas el posible empleo en una sola entrevista de trabajo. Queremos resultar creíbles y a nadie le gusta un jefe autoritario. ¿Qué procedimientos utiliza para evaluar a su equipo? A diferencia de preguntas anteriores, ante esta pregunta sí se deben citar parámetros profesionales, como pueden ser ratios, cumplimiento de objetivos establecidos, etcétera; con aspectos personales, como la actitud, la capacidad de trabajo, el optimismo. ¿Cómo te actualizas a nivel profesional? Cuéntame algo nuevo que hayas tenido que aprender recientemente. Se puede señalar conocimientos o competencias que se hayan adquirido en cursos de formación recientes o también en el desempeño del anterior trabajo. Los presentamos como un punto débil bajo nuestro punto de vista, pero en realidad se le están trasladando al reclutador aspectos que gustan en sus empleados. 4. Pro nunca se debe mencionar nada sobre aquellos con los que no te llevabas bien.

Capacidad de delegar 98. Nunca hay que contestar aspectos que puedan ser motivos de descarte por su importancia para el puesto al que se opta. Trabajos anteriores 13. Cómo se ha cambiado esa forma de actuar en nuestro quehacer profesional a partir de aquel momento, como evitamos ahora que vuelva a sucedernos. 7. Si alguien no confía en uno mismo, nadie más lo hará; los encargados de recursos humanos persiguen detectar este tipo de fortalezas y debilidades. No se debe caer en el extremo de adoptar un comportamiento arrogante. ¿Cómo motiva a su equipo? También formulada a directivos y mandos. Decir lo que crees que el entrevistador quiere oír Los entrevistadores valoran positivamente la sinceridad del entrevistado y, como dice el refrán, se coge antes a un mentiroso que a un cojo. La realidad, por desgracia, es que en la mayoría de ocasiones si la entrevista nos ha trasmitido malas vibraciones el trabajo será aún peor y lo dejaremos a la primera de cambio.

Por nuestro bien, y por el del resto de trabajadores, no debemos tolerar que se hagan preguntas ilegales en las entrevistas -¿planeas quedarte embaraza? ¿Eres de derechas o de izquierdas? ¿Qué religión prácticas?–, que nos traten sin respeto o se nieguen a contestar preguntas esenciales sobre el puesto de trabajo. ¿Cuánto tiempo has estado en el paro? Como a lo largo de toda la entrevista debemos decir la verdad aunque hayamos estado un largo periodo en el desempleo, señalando eso sí qué hemos hecho durante ese tiempo (búsqueda activa de empleo, entrevistas de trabajo o procesos de selección, cursos de formación, etcétera). ¿Cuánto tiempo tardaría en trabajar con eficacia en este nuevo puesto? Esta pregunta no debe contestase de forma inmediata con un “no” porque siempre se necesita una adaptación. ¿Qué hizo? Por supuesto, la respuesta que nos ayudará será la de que la asumiste sin problemas y que son cosas que todo el mundo tiene que hacer alguna vez.

Cuando tiene una presión importante en el trabajo y se acumulan los problemas, ¿qué hace para resolverlos? En esos casos, debe responderse, hay que trabajar de forma organizada, sabiendo priorizar y delegar tareas, y si aun así no es suficiente también hay que saber pedir ayuda a tiempo. Comunicación verbal y persuasión 80. Entre las recomendaciones destacan: reflejar seguridad en uno mismo, evitar gesticular en exceso o cruzar los brazos, apoyarse sobre la mesa o reclinarse demasiado en el respaldo de la silla y los gestos que demuestren fragilidad o confusión. También te puede interesar: Comunicación “no verbal” en una entrevista de trabajo [INFOGRAFÍA] (parte 1) #20 Irte sin dar las gracias errores entrevista de trabajo no dar las gracias Pocas personas utilizan la potente arma de “dar las gracias”. Ahora no están preguntado sencillamente por eso, mientras que en la cuestión anterior el entrevistador intentaba que comparásemos nuestro rendimiento con el de nuestros compañeros.

Tú necesitas un trabajo, pero él tiene mucha presión para contratar a las personas adecuadas. Esto liberará muchas tensiones y te hará sentir que estás tratando con alguien en igualdad de condiciones. También te puede interesar: Cómo responder a más de 100 preguntas de una entrevista de trabajo Entrevista de trabajo: Pasos a dar antes, durante y después 50 preguntas y respuestas típicas en una entrevista de trabajo 20 preguntas y respuestas clave de una entrevista de trabajo 8 preguntas que deberías hacer en una entrevista de trabajo 15 preguntas trampa a tener en cuenta en una entrevista de trabajo #7 Exagerar en tu formación o experiencia errores-entrevista-de-trabajo-nervios Este es un error previo a la entrevista, que se comete en la elaboración del currículum vítae, pero que sale a relucir siempre en ésta. Si no fue así, no mientas, pero puedes utilizar frases sin un sentido demasiado catastrófico, como: “No fe el que yo esperaba pero charlamos y le pusimos remedio…”.

No es sencillo, pero se trata de una buena técnica que, además, puede evitarte numerosos malentendidos. ¿Alguna vez ha tenido que reprender a un subordinado? ¿Cómo fue la situación? Más que reprender, hay que contestar hablando de que les ayudas a resolver sus problemas, a lograr mejorar una determinad cuestión. Trabajo en equipo No hacer una sola pregunta en toda la entrevista, sobre todo si, tras finalizarla, como es habitual, el entrevistador dice “¿tienes alguna pregunta?” es un error gigantesco que no se debe pasar por alto. Improvisar Si de verdad quieres conseguir un trabajo debes preparar la entrevista como si se tratara del último examen de tu vida –y probablemente lo será, hasta que cierre la empresa, te echen o te marches a otro lado–. En primer lugar tienes que saber bien a qué puesto estás optando y cómo es la empresa que te va a hacer la entrevista.

¿Qué grado de disponibilidad tienes para realizar viajes de corta o larga duración, o incluso un cambio de residencia a otra ciudad o país? En esta pregunta hay que responder exactamente lo que se piensa. Mencione alguna ocasión en la que su desempeño haya sido más destacado en relación al de sus compañeros. En esta respuesta hay que intentar apoyarse en datos objetivos o cuantitativos al ser posible que refrenden nuestra argumentación. Lo que no se debe es dar el nombre de la otra empresa. Al igual que otras cuestiones similares anteriores, ahora debemos contestar poniendo un ejemplo de un problema no muy importante, algo concreto que no sea trascendente y explicaremos el aprendizaje que hemos extraído de aquella situación.

Y nunca se debe contestar que lo que haces es llevarte trabajo a casa. Si le seleccionamos para esa posición, ¿qué acciones va a llevar a cabo durante la primera semana para mejorar? Ésta también es killer question. No desaproveches la oportunidad. Se puede contestar: “Siempre he pensado que es necesario emplearse para adquirir experiencia y las competencias más adecuadas en vías progresar. Lo mejor es mantenerse, de forma educada, en el ámbito de los negocios, pero si te la realizan claramente, se debe responder de la forma más objetiva y diplomática posible, e incluso se puede indicar que “no me acabo de sentir cómoda con esta pregunta, pero si para el proceso de selección es importante intentaré responderla”. En ese caso, contestar con naturalidad simplemente, sin más explicaciones, que a corto plazo (un año) no entra en tus planes (si es realmente así).

También se puede destacar si se ha formado en cursos internos en sus anteriores empresas o, incluso, las herramientas o técnicas que se han adquirido de manera informal (fuera de un curso, en el trabajo diario). 12. Describa alguna situación en que haya tenido que trabajar duro para satisfacer la demanda de un cliente. Siempre hay que mostrar una actitud conciliadora y positiva. Para elegir el atuendo adecuado con el que debemos presentarnos en una entrevista debemos saber antes cómo van vestidos los empleados de la empresa. Se debe evitar utilizar un vocabulario vulgar o expresiones demasiado coloquiales El traje es necesario en empresas donde todo el mundo lo lleva, pero si acudimos a una entrevista en traje cuando nadie en la empresa lo usa, la impresión que vamos a causar puede ser un poco extraña.

¿Qué respondería si le dijeran que su actuación ha sido ineficiente? El único objetivo de esta pregunta es desestabilizar al candidato y comprobar la reacción ante las críticas. Un ejemplo de respuesta podría ser: “Me gustan las empresas que contratan y promocionan a las personas según sus méritos y la edad o el género a la que vaya a tener que reportar es indiferente”. Formación 9. Mentir solo sirve para que el entrevistador se lleve la peor de las impresiones. El traje es necesario en empresas donde todo el mundo lo lleva, pero si acudimos a una entrevista en traje cuando nadie en la empresa lo usa, la impresión que vamos a causar puede ser un poco extraña. Éste es el mensaje que trasladaremos al entrevistador en esta pregunta. Siendo realistas y no demasiado ambiciosos. No olvides que la confianza es la base de la empatía con un consultor de selección.

Sin embargo, desde nuestra web podemos ofrecerte una pequeña guía con las cuestiones que se preguntan más a menudo y que te puede servir de orientación. ¿Qué me van a preguntar? Con casi seis millones de parados, tener un empleo se ha convertido casi en un artículo de lujo. No les gusta el conformismo. El trabajo está muy complicado y ya no hay personas demasiado cualificadas para ningún puesto. En definitiva, eso de poner "nivel de inglés alto" y no saber mantener una conversación no cuela. ¿Qué hace en su tiempo libre? Se pueden citar todo tipo de aficiones o actividad mientras no sean demasiado excéntricos o raros, que puedan dar una imagen extraña de nuestra personalidad. Pasar por el aro en este tipo de cosas solo puede costarnos un disgusto. Si te formulan muchas preguntas y la charla se prolonga será señal de que estamos logrando nuestro objetivo. No divagues a la hora de responder a las preguntas de tu entrevistador. ¿Cuáles son tus pretensiones económicas? Hay que evitar hablar de los aspectos económicos o de las condiciones de trabajo del puesto en los primeros pasos del proceso de selección.

Las empresas quieren empleados polivalentes y que sepan manejarse en esas circunstancias. Temas como la retribución, horarios o condiciones de trabajo es mejor dejarlos para las últimas y esperar a que sea nuestro interlocutor el primero en introducirlos. Antes de comenzar la entrevista tenemos que conocer bien nuestro currículum y la empresa y el puesto al que estamos optando. Por mucho que necesites el empleo, lo mejor en estos casos es abandonar la entrevista. ¿No te parece que este puesto es inferior a los que has ocupado con anterioridad? Con la crisis de empleo que vive nuestro país, cada vez es más habitual que haya candidatos optando a puestos inferiores a los que han desempeñado con anterioridad o a su nivel de formación.

Esto no quiere decir que no puedas hablar de cosas que no te gustaban de tus anteriores puestos de trabajo, pero solo si está justificado en la conversación y, en ningún caso, si incluyen críticas a tus antiguos jefes. Nota: Si hablas mal de alguien, debes dar motivos razonados, evitar los descalificativos y excusas. ¿Qué hace para mejorar la calidad de los proyectos a su cargo? Ponga un ejemplo de un proyecto en el que sintió que su equipo dio la altura. Esta pregunta se le realiza a los mandos intermedios y la respuesta debe ir encaminada a dar la imagen de que se ejerce un estilo de liderazgo participativo. La respuesta ha de ser creíble y que no parezca automática. ¿Por qué abandonaste tus estudios? Cuando el currículum del candidato indica esta circunstancia puede ser interrogado acerca de los motivos que le llevaron a hacerlo. Pero también hay que dejar claro que aunque seamos organizados y nos planifiquemos, tenemos siempre la flexibilidad de ir adaptándonos a las exigencias del momento, posibles incidencias que surjan sobre la marcha, reuniones imprevistas, encargos del jefe, etcétera.

Si no lo consiguen, analizan entonces si el candidato si es capaz de superar la sorpresa inicial e improvisar. Y enseguida orientar la contestación a explicar las cualidades que nos gustan de ellos. Tratar de decir lo que pensamos que quiere escuchar quién nos hace la entrevista no sirve de nada, pues nos hará perder naturalidad, que es uno de los aspectos que, precisamente, más se tienen en cuenta. Siempre hay que transmitir una sensación de seguridad y de confianza, y para ello, lo mejor es mantener la situación bajo control, estando seguro de lo que se hace. Prepárate para la entrevista Tipos de entrevista Las referencias Entrevista de trabajo EL MOMENTO DE LA ENTREVISTA: CONSEJOS Ha llegado el momento. ¿Con qué grupos se ha sentido más cómodo y ha trabajado mejor? ¿Con qué personas le resulta más difícil trabajar? La respuesta idónea es decir que con aquellos que se involucran y luchan en equipo. Esto parece baladí, pero lo cierto es que mucha gente acude a los procesos de selección sin saber muy bien donde se está metiendo.

Por muy completo que sea un CV o un candidato, si no se amolda a las características y necesidades concretas de la oferta, será muy difícil que consiga el puesto. No apagar o silenciar el móvil errores entrevista de trabajo no apagar movil El móvil, nuestro amigo inseparable. Con un poco de suerte incluso puede que conozca al entrevistador y pueda darnos alguna pista que nos sea útil. Pero esto no es sencillo. Describa una situación compleja por la que haya atravesado su departamento en los últimos años. ¿Alguna vez tuvo que hacerse cargo durante un tiempo de un área que no era la suya? ¿Cómo se manejó? Es una pregunta para mandos y de nuevo hay que transmitir la sensación de que se ejerce un estilo de liderazgo democrático y participativo, que sabe motivar a los equipos y reconocer sus logros, que les ayuda cuando tienen problemas. Toma de decisiones Si en el transcurso de una entrevista te das cuenta de que el puesto no es como creías, que la empresa tiene unos horarios imposibles, que el sueldo no es nada del otro mundo, ¿realmente quieres optar por el puesto? Tal como estás las cosas, quizás sí, pero desde luego no es lo ideal. Pero hay que hacerlo siempre con un mensaje positivo explicando cómo se abordó y qué lecciones extraemos.

Son muchos los casos de solicitantes que reciben llamadas o mensajes durante la entrevista. No en todas las posiciones se manejan datos financieros. Ignorar los exabruptos Todos conocemos a alguien que, tras salir muy decepcionado de una entrevista, acepta el trabajo pensando que su percepción podía ser incorrecta. No deben hacerse críticas a la antigua empresa, exjefes o excompañeros. Por supuesto, nunca se debe contestar que no se tiene ningún amigo en el trabajo. Hay que decir, por ejemplo, que no tiene por qué suceder; y que si ocurre, tras dos años en la empresa habrá mejorado la experiencia y se tendrá más preparación para el mercado de trabajo. Motivación 37. ¿Cuándo puedes empezar a trabajar con nosotros? Cuanto antes mejor. Sin embargo, si uno es sincero en el currículo, puede llegar a sorprender de forma muy positiva a la persona que hace la entrevista que, casi por defecto profesional, se espera que el CV esté sobredimensionado y exagerado.

Al fin y al cabo, lo que está en juego es un contrato, un acuerdo entre dos partes, por lo que el candidato también tiene preguntas que hacer: ¿cuáles son las condiciones? ¿Qué responsabilidades concretas tiene el puesto? ¿Es necesario viajar? ¿El horario es fijo o podría cambiar en el tiempo? Plantear este tipo de cuestiones no resulta una intromisión, sino algo legítimo que el entrevistador va a valorar positivamente, en la medida en que va a ver un interés y una motivación genuina por el puesto. Saber hacer las preguntas adecuadas nos proporciona dos ventajas: por un lado estaremos causando una buena impresión, y por otro obtendremos respuestas que nos harán valorar adecuadamente el puesto al que optamos. ¿Por qué has cambiado de trabajo tan a menudo? Aquellos profesionales que en su currículum reflejan gran cantidad de cambios profesionales deben pensar bien esta respuesta porque el entrevistador está queriendo indagar con ella si somos un pájaro de mal asiento.

¿Tiene intención de quedarse embarazada? Es una killer question que se realiza en ocasiones a mujeres en una franja de edad habitual para ser madres. Es un tema espinoso y la línea que distingue cuándo la pregunta están fuera de lugar es muy difusa. Esto no gusta en algunas empresas porque piensan que pueden tener un empleado frustrado en ciernes. Es muy importante controlar la comunicación no verbal y la expresión del rostro en este tipo de cuestiones y responder de la forma más pausada posible. No llevas los problemas de casa al trabajo ni del trabajo a casa. ¿Cuál ha sido la tarea más interesante que has tenido? Al contrario que en la anterior hay que destacar aquellas relacionadas con la ocupación a la que se aspira o no resaltar las que no tienen nada que ver con ella.

Para resolver esa situación, primero analizamos las circunstancias y pensamos soluciones. ¿Qué es lo que más te atrae de este puesto? Como en la pegunta anterior, no es bueno indicar cuestiones relacionadas con las condiciones laborales o los temas salariales. Para prepararse correctamente una entrevista de trabajo hay que investigar lo máximo posible sobre la empresa a la que se acude. Hay que centrar el mensaje en que nuestra prioridad y motivación ahora mismo está en incorporarnos al puesto ofertado, aunque evidentemente tenemos nuestros deseos de desarrollo profesional como es normal. Esa horquilla debe ser: el mínimo, aquel salario por debajo del cual no estás dispuesto a trabajar, sumándole 1.000 euros anuales; y en su parta alta, añadiendo a esa cantidad 5.000 o 6.000 euros. ¿Estás participando en otro proceso de selección? ¿En qué compañía? Si te encuentras inmerso en oro proceso de selección hay que decirlo, pero señalando que éste empleo te interesa más. También es posible terminar con una pregunta: “¿Cuánto estima usted que tendría que ser mi sueldo actual?”. ¿Con qué tipo de jefe te gustaría trabajar? Hay que señalar que con un líder participativo y democrático.

¿Qué cursos o seminarios has realizado en el último año? Las empresas quieren comprobar si el candidato se recicla, si se preocupa por mejorar profesionalmente y por aumentar su valía. Normalmente comienzan con unas preguntas de presentación y toma de contacto, para pasar después a las que buscan un intercambio de información sobre nuestra trayectoria profesional, competencias, logros y motivación. Los expertos dan una serie de recomendaciones generales a la hora de enfrentarse a esta importante cita: No tutear a nuestro entrevistador a no ser que nos lo pida expresamente. No invadir la mesa del reclutador con nuestros papeles u objetos. No tomarse determinadas preguntas como un ataque. Escuchar atentamente y asegurarse de haber comprendido bien las cuestiones que nos van planteando. Relacionar siempre nuestras respuestas con el puesto de trabajo al que estás optando.

No contestar con monosílabos o respuestas cortas, pero ser preciso al mismo tiempo. Tomarse unos segundos para pensar antes de responder. Mantener en todo momento el contacto visual con nuestro interlocutor. Controlar la comunicación no verbal: lo que más van a valorar es la seguridad en ti mismo y la naturalidad, no buscan robots sino personas. Debe ser una horquilla que esté en línea con lo que se está retribuyendo esa posición en el mercado y siempre es bueno señalar que se está dispuesto a negociar esa cantidad, por ejemplo, si se tienen otro tipo de beneficios sociales o retribución en especie. Y no debemos tener problema en reconocer que si es necesario pedir ayuda, la pedimos. Pero de un tiempo a esta parte las cosas han cambiado mucho. Teniendo en cuenta que para cada oferta hay cientos de candidatos con CV sobresalientes, la única manera de acceder a un puesto es lograr convencer al entrevistador de que eres la persona adecuada. ¿Con qué compañeros mantenías mejor relación? Se puede decir que con todos, aunque también es lógico contestar con los de tu departamento, que es con quienes tienes más relación diaria. ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Y los débiles?

Hay que contestar esos mismos puntos fuertes como se nos está pidiendo y elegir puntos débiles que en realidad vistos de otra forma pueden ser puntos fuertes también. ¿Qué significa para ti el trabajo? No es conveniente dar una respuesta vinculada al dinero porque el entrevistador quiere conocer con esta pregunta el orden de prioridades en la vida y a qué distancia se encuentra la esfera privada de la profesional. No hay que presuponer nada, n imaginarse, suponer o añadir atribuciones o responsabilidades. Recalcar que te motiva, que te gusta y que estás preparado para él. Da igual que sea así o no nuestro futuro jefe, ésa es una información que difícilmente podemos tener antes de comenzar a trabajar, en el momento de la entrevista. Es algo normal, teniendo en cuenta que la mayoría de entrevistadores tratan de mostrar más autoridad de la que tienen. Podemos decir que las hacemos lo primero para darles salida cuanto antes y centrarnos en lo que más nos agrada de nuestro trabajo; que seguimos un sistema de planificación; o incluso que utilizamos una forma de recompensa a nosotros mismos cuando las completamos.

¿Considera que las tareas que realiza son relevantes para la organización? ¿Por qué? La respuesta apropiada es que todo el mundo es importante en una organización, con mayor o menos peso dentro de ella, pero relevante. No nos lo han preguntado, así que en esta ocasión sobra añadir de nuestra cosecha los aspectos negativos o que menos valoramos. Terminas la entrevista, te vas a casa, y a esperar a que suene el teléfono. Por supuesto hay que decir la verdad, como en todas las preguntas, si fue a través de un contacto o de otra forma, pero intentando reflejar siempre una proactividad por nuestra parte a la hora de conseguirlo. Nunca hay que destacar las cuestiones retributivas o de condiciones de trabajo, sino aspectos, por ejemplo, como el desarrollo profesional, la posibilidad de aprender, el sentirse parte de una empresa equipo o proyecto, etcétera.

¿Cómo calificaría su desempeño en estas condiciones? Se debe orientar la respuesta en un sentido que demuestre que te desenvuelves bien bajo presión, que te gusta trabajar por objetivos y que sigues un planning. No hay que decantarse y, como en la pregunta anterior, incidir en que ese puesto responde a lo que buscas, te motiva, te gusta y que estás preparado para él y señalar tus puntos fuertes. La mayor preocupación que esconde esta pregunta es si el candidato dejará plantada a su nueva empresa en cuanto se le presente una oportunidad mejor, así que todo lo que demuestre sinceridad en cuanto al compromiso, puede ayudar. Hablar mal de tus antiguos jefes En una entrevista es inevitable responder a preguntas sobre tus pasadas ocupaciones laborales, pero nunca, bajo ningún concepto, debes hablar mal de tus antiguos jefes. Y si mientes, lo van a notar. No es necesario dar nombres, simplemente decir un número. ¿Cuáles crees que serían tus funciones si fueras contratado por nosotros? Nuestro interlocutor quiere comprobar si tienes una visión errónea o no del puesto al que estás optando, si lo sobrevaloras o lo infravaloras. Es decir, las preguntas comprometidas y que más estrés generan en los candidatos entrevistados.

Dejar que el entrevistador haga todas las preguntas Aunque el entrevistador es quien, obviamente, va a dirigir la entrevista, es un error dejar que sea él el que haga todas las preguntas. Es cuestión de adelantarse a las situaciones en lugar de lamentarse después”. Una vez más hay que evitar dar una sensación de negatividad, por lo que hay que evitar respuestas como los escaqueados, aquellos que no hacen lo que deben hacer y al final acaba cayéndote a ti, etcétera. Tolerancia a la presión Debe aguardar a que el entrevistador lleve la iniciativa, dejarle que sea él quien dé la mano en primer lugar y en ofrecer asiento, así como mantener una actitud e interés constantes en todo momento y llevar a cabo las preguntas pertinentes cuando sea conveniente.

No adaptar el perfil al puesto requerido errores entrevista de trabajo no adaptar perfil al puesto Deben potenciarse las habilidades y aptitudes que mejor se adapten al puesto específico para el que se opta. Nunca se debe criticar directamente a la dirección de tu anterior compañía ni su política de empresa. Pensar en qué tipo de situaciones concretas, capítulos profesionales anteriores y ejemplos vamos a utilizar a lo largo de la misma. Describe una dificultad que hayas tenido con algún compañero al trabajar en equipo. Hay que explicar una situación concreta que haya pasado de verdad más o menos recientemente y que siempre contemos de la misma forma, por si el entrevistador vuelve sobre este tema más adelante o repregunta sobre el mismo. Hay ciertas cosas que los entrevistadores no van a tolerar, y conocerlas es el primer paso para terminar una entrevista de forma satisfactoria. ¿Qué ocurrió? ¿Cómo lo hizo? Como en las preguntas 40 y 41, lo recomendable es poner ejemplos de situaciones cotidianas que no sean de gran gravedad.

¿Cuál ha sido el mayor error que ha cometido en su carrera profesional? Ésta es otra killer question. Hay que aludir a aspectos como la cultura de la empresa, las posibilidades de desarrollo… es otro momento para echarle flores a la compañía en la que queremos trabajar. ¿Qué tipo de decisiones le cuesta más tomar? Es una cuestión para mandos y directivos. Hay que hacer ver al entrevistador que valoramos los equipos de trabajo, y que para ello tenemos en cuenta también el tipo de persona y no sólo el tipo de profesional. Por ejemplo, a veces soy excesivamente exigente conmigo mismo, perfeccionista, demasiado planificador u organizado, etcétera. Describa un problema difícil al que haya tenido que enfrentarse. En ocasiones los entrevistadores reformulan de otra manera preguntas que ya han realizado para comprobar si se dan las mismas respuestas. ¿Qué hace cuando una decisión debe ser tomada y no existe ningún procedimiento al respecto? Esta cuestión se plantea por parte de los entrevistadores para comprobar nuestra capacidad de iniciativa o el nivel de conformismo del candidato.

Si los estudios que se abandonaron no tienen que ver con el puesto al que se opta se puede contestar con tranquilidad que se dejaron los estudios porque se descubrió que no era su verdadera vocación, no te aportaba lo que buscabas o alguna respuesta similar. Háblame de ti. Mensaje de presentación.

¿Dónde te gustaría verte en cinco años? Aunque se tengan aspiraciones de crecimiento profesional no hay que elevarlas demasiado en respuestas a preguntas de este tipo. ¿Qué cambios ha vivido en los últimos años en su organización? ¿Cómo los ha sentido? Al igual que en la pregunta anterior en ésta hay que evitar entrar en situaciones que puedan ser delicadas para nosotros o que provoquen nuevas preguntas del reclutador sobre un asunto que no nos beneficie. Justifícalos. ¿Qué has aprendido de tus errores? ¿Acabas lo que empiezas? Piensa enun profesor, un amigo, tu novio/a. ¿Cuáles son los aspectos que más valora cuando trabaja en equipo? Hay que indicar cualidades que gustan en las empresas, como la implicación, la iniciativa, etcétera. Ante todo deben evitarse afirmaciones que suenen paternalistas o insensibles. Estas preguntas valoran tu control emocional Piensa positivamente No pidas el puesto como si fuera una limosna No digas que necesitas terriblemente el trabajo No critiques a pasados empresarios Ejemplo: No digas, "acabo de terminar mis estudios y no tengo experiencia profesional" enfocado de otra manera la respuesta correcta sería "estoy disponible para trabajar y dispuesto/a a poner en práctica todos los conocimientos que he adquirido en mis estudios Haz preguntas Sobre las posibilidades de promoción, la empresa o el puesto de trabajo Expresa tu agradecimiento.

Después de la Entrevista Analiza los resultados, anota puntos fuertes y débiles.puede servirte para una segunda entrevista o para próximas entrevistas en otras empresas. Posibles preguntas que te pueden plantear en la entrevista Personalidad Háblame de ti mismo Cuéntame una anécdota de tu vida en la que resolvieras con éxito una situación problemática ¿Qué gana la empresa si te contrata a ti en lugar de a otro candidato? ¿Qué elemento diferencial aportas? Si fueras tú el encargado de realizar esta selección y yo fuera el candidato, ¿qué cualidades te gustaría que yo reuniera? ¿Te gusta trabajar con gente o prefieres trabajar solo? ¿Te consideras como un líder o como un seguidor? ¿Por qué? ¿Cual fue la decisión más importante que adoptaste en el pasado? Defínete a tí mismo con cinco adjetivos calificativos. Los extremos no son buenos. Es otra killer question y si no estás bien preparado te puedes poner nervioso y salir del trance hablando de asuntos personales o de trabajo, y esa es la peor opción.

La mejor estrategia es hacer una pausa para reflexionar y ofrecer una respuesta similar a “a veces pienso que tengo que prestar más atención a algo, o hablar con alguien para evitar posibles confusiones, sobre todo cuando trabajo en equipo. Debes haber preparado la entrevista y saber resumir los principales hitos de tu trayectoria de manera estructurada. Muchos empresarios consideran que tras haber visto entrar por la puerta a un candidato, observar la forma de dar la mano y sentarse, son capaces de decidir sobre su valía Saluda al entrevistador con una fórmula convencional: Buenas tardes Sr. ¿Su último puesto ha sido su mejor trabajo? Esta es una pregunta muy controvertida, otra killer question. Cuente alguna experiencia laboral en la que haya trabajado dentro de unos límites muy estrictos de tiempo. Y lo normal es que te pillen. ¿Con qué frecuencia se reúne con sus colaboradores? ¿Cómo se desarrollan? Se debe contestar simplemente la verdad, pero añadiendo que lo hacemos porque somos conscientes de hacer partícipe al equipo de las decisiones, ayudándole en sus problemas u obstáculos y reconociendo sus éxitos.

No se trata de memorizar o soltar respuestas de forma automática. Lo mejor, claro está, es que vayamos con tiempo de sobra, aunque tengamos que estar dando vueltas a la manzana hasta que llegue la hora acordada. ¿Cuál fue su aportación? Una nueva oportunidad para sacar a colación nuestros logros profesionales. Como ya te he enseñado en otros artículos sobre la entrevista de trabajo, actualmente cualquier entrevista laboral puede ser decisiva. También se puede aludir a la mala coyuntura del mercado laboral que dificulta enormemente acceder a un trabajo y justifica en mayor medida esos largos periodos de inactividad. Cuando estás desbordado de trabajo, ¿qué haces? ¿Cómo te organizas para terminarlo? La respuesta adecuada debe incluir las palabras planificación, calendario, agenda. En esta ocasión si nos han preguntado por aquello que más nos cuesta, por lo que se puede contestar que lo más complicado es trabajar con personas individualistas, con quienes no se toman en serio el trabajo en grupo.

¿A qué motivos atribuyes tus ascensos dentro de la compañía? En esta pregunta sí que deben responder tanto las competencias profesionales, componente técnica del trabajo, como las personales. Los responsables de seleccionar al personal saben que el mercado de trabajo está hipersaturado y cada vez son más exigentes en las entrevistas, por lo que cualquier error, por pequeño que sea, puede ser fatal. La parte buena de todo esto es que en los departamentos de recursos humanos casi todo el mundo está entrenado de la misma forma, por lo que no es difícil saber qué les molesta.

Lo importante en cuestiones de vestimenta: vestirse acorde con la posición y con la cultura de la empresa. Tú necesitas un trabajo, pero él/ella tiene mucha presión para contratar a las personas adecuadas. El mensaje ha de ser muy profesional, que dé una sensación de estar muy motivados y no anímicamente tocados. Si no se han hecho cursos recientemente, hay que darle un mensaje positivo a la respuesta: no se ha podido hacer por la intensidad del trabajo en el que estábamos ocupados pero se tiene en mente hacerlo ahora (y hacerlo verdaderamente). En este encuentro personal el reclutador busca un determinado tipo de persona después de haber analizado nuestro currículum y el de otros muchos candidatos que aparentemente parecen encajar en el perfil. En este tipo de preguntas no hay que aparentar mucho, el reclutador quiere comprobar tu nivel de prepotencia.

Antes de ir a una entrevista de trabajo debemos saber perfectamente dónde va a tener lugar y cuánto vamos a tardar en llegar allí. Eso debe abordarse en los últimos pasos, cuando se tienen posibilidades reales de ser elegido. Pero si te formulan la pregunta, hay que responderla, no se puede contestar que prefieres no hablar de ese tema aún. No evites entrar en los detalles “comprometidos” de tu trayectoria; si has sido despedido de tu antigua empresa debes comentarlo y explicar las razones que llevaron a la finalización de tu contrato (no eres el primero, ni serás el último a quien le ha sucedido). Hablar mal del antiguo puesto, empresa, compañeros o jefe errores entrevista de trabajo hablar mal En una entrevista es inevitable responder a preguntas sobre tus pasadas ocupaciones laborales, pero nunca, bajo ningún concepto, debes cometer el error de hablar mal de tus antiguos jefes. No hace falta llevar un cronómetro para ser consciente de eso.

¿Por qué? Aquí la respuesta idónea es decir que no. Consejos para superar una Entrevista de Trabajo Antes de la Entrevista Conoce todo lo que puedas de la empresa Estudia tus aptitudes, tu experiencia y tu formación Lleva el currículum y conócelo perfectamente, ya que se basarán en él Hazte una relación de tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos Si te citan por escrito, lo correcto es que llames para confirmar tu asistencia No acudas con gafas oscuras Comprueba tu apariencia (evita ropa llamativa; bien vestido/a, limpio/a y afeitado) Ve solo/a Llega pronto (5 minutos antes) Prepara la entrevista, el seleccionador va a hacerlo también Durante la Entrevista Crea una buena impresión.

¿Por qué cree que no la aprobaron? ¿Qué hizo cuando esto sucedió? El reclutador quiere conocer con esta cuestión si somos conformistas, si nos rendimos con facilidad, cómo reaccionamos cuando nuestras ideas son rechazadas. De esta forma cobra aún más importancia que nunca que los candidatos preparen concienzudamente aspectos como su currículum y las distintas pruebas a las que pueden enfrentarse en ese camino hacia la reinserción en el mercado. La cita que sigue teniendo más peso en estos procesos es la entrevista personal, a la que hay que llegar con las ideas claras y con las respuestas a las preguntas que nos pueden plantear bien preparadas. Con la ayuda de la consultora  Group, especialista en procesos de outplacement o recolocación de profesionales, hemos elaborado una lista con las 100 preguntas más habituales que te pueden plantear en una entrevista laboral y las respuestas adecuadas para salir airoso y convencer a nuestro entrevistador de que somos el candidato perfecto para el puesto.

Lo normal es que en un proceso de selección para un puesto más o menos cualificado tengamos que realizar dos o tres entrevistas, aunque en algunos casos llegan a ser hasta seis. Asumir que el entrevistador es el que manda Al acudir a una entrevista es habitual sentirse en una posición de autoridad inferior a la del entrevistador. Debe responderse intentando no contar un problema con unas consecuencias negativas gigantescas, sino llevarlo a un sentido positivo en la medida de lo posible: “No haber aprovechado aquella oportunidad por sentido de la responsabilidad”, por ejemplo. Así, hay que elegir ejemplos que no nos comprometan. ¿Cuál es tu estado civil? ¿Tienes hijos? ¿Cómo organizas tu tiempo? Es mejor contestar este tipo de preguntas, si no parecerá que queremos ocultar algo negativo. Es otra de las killer question.

Sociabilidad Cite un ejemplo de alguna tarea especial en el trabajo que le haya demandado un esfuerzo importante. Se puede responder que de forma inmediata o que, en todo caso, en un par de día para organizar tu nueva vida profesional. PREGUNTAS SOBRE TUS COMPETENCIAS Autonomía/iniciativa Pero dejando claro que vida personal y profesional son parcelas diferentes y no debe haber interferencias de una en otra. Siempre a nivel profesional, el entrevistador no nos está preguntando por cuestiones personales. Dígame algo de lo que se sienta un poco avergonzado. Muchos entrevistadores formulan esta pregunta para tratar de cazar al candidato y comprobar si admite algo comprometido. Es algo normal, teniendo en cuenta que la mayoría de entrevistadores tratan de mostrar más autoridad de la que tienen.

Se deben haber preparado antes y tener claras una serie de respuestas a los asuntos que pueden ser más comprometedores porque ayuda, y mucho, a salir airosos. No se debe mentir, pero sí escoger aquellas respuestas que más nos benefician y evitar las que nos pueden descartar en el proceso de selección o pueden restarnos puntos. Lo mejor, en cualquier caso, es no llamar la atención con la ropa que llevas –a no ser que estés optando a un puesto en alguna empresa relacionada con la moda–. Separamos la vida personal y la profesional y no nos traemos los problemas de casa al trabajo. Ruiz Siéntate derecho/a, ni al borde de la silla (inseguridad), ni repantingado/a (falta de respeto) No seas el/la primero/a en extender la mano Saluda con un apretón de manos y sonríe, mirándole a los ojos No te sientes hasta que te lo digan No tutees si no te lo indican Estáte atento/a y simpático/a Evita ponerte nervioso/a y los gestos que lo indiquen como morderte las uñas, golpear con el boli en la mesa, agitarte en el asiento. No fumes No interrumpas Mira al entrevistador a los ojos, pero sin intimidar Deja que él tome la iniciativa No hables demasiado, ni demasiado poco.

Cuida tu lenguaje No peques de agresivo/a ni de sensiblón/a No te aproximes mucho a él No pongas los codos encima de la mesa del entrevistador No cruces los brazos, puede parecer que estás a la defensiva Si te ofrecen una bebida puedes aceptar pero, que no sea alcohólica Piensa antes de contestar Responde clara y brevemente Di siempre la verdad Si te preguntan sobre ti mismo/a, enfatiza tu formación, experiencia y resultado de tus trabajos No uses palabras rebuscadas No respondas con evasivas o dudas, ni con monosílabos No esperes demasiado tiempo para responder, podría parecer síntoma de distracción No utilices expresiones tajantes "siempre, nunca", ni utilices latiguillos "osea", "este", "bueno". Muestra entusiasmo por el trabajo, pero no lo supliques No hables mal de las empresas en las que has trabajado No te niegues a responder preguntas Si te hacen preguntas de tipo cómo: si va de viaje con su novio/a ¿ qué piden una o dos habitaciones?; responde que en tu opinión ese asunto es irrelevante para deducir tu idoneidad para el puesto al que optas. Por mucho que necesites el empleo, lo mejor en estos casos es abandonar la entrevista. Acudir a la entrevista con familiares o amigos errores entrevista de trabajo familiares Se trata de una reunión personal.

Se puede señalar que han sido oportunidades de desarrollo personal que te han ido surgiendo y que debías aprovechar, pero siempre con un enfoque muy positivo. La realidad, por desgracia, es que en la mayoría de ocasiones si la entrevista nos ha trasmitido malas vibraciones el trabajo será aún peor y lo dejaremos a la primera de cambio. Por nuestro bien, y por el del resto de trabajadores, no debemos tolerar que se hagan preguntas ilegales en las entrevistas -¿planeas quedarte embaraza? ¿Eres de derechas o de izquierdas? ¿Qué religión prácticas?–, que nos traten sin respeto o se nieguen a contestar preguntas esenciales sobre el puesto de trabajo. Se puede dar una respuesta del tipo: “Nunca haría algo que dañara a la empresa para la que trabajo…”. ¿Por qué se ha contentado a su edad con un salario tan bajo? Es otra cuestión para desestabilizar al entrevistado, otra killer question. Lo mejor, claro está, es que vayamos con tiempo de sobra, aunque tengamos que estar dando vueltas a la manzana hasta que llegue la hora acordada.

No llegar en hora a la entrevista de trabajo significará perder unos puntos muy positivos frente al entrevistador y empezar con muy mal pie el proceso. #4 Descuidar la imagen, el vocabulario y las expresiones errores entrevista de trabajo Y no me refiero a que no lleves ropa de marca o que tu corbata no esté a la última moda. Se debe contestar con un ejemplo de un problema no muy trascendente y explicaremos el las lecciones aprendidas de aquella coyuntura. Control emocional Recuerda que la entrevista es una venta constante por parte del candidato, aunque con credibilidad, argumentos y una cierta humildad, huyendo de parecer un listillo. Esto liberará muchas tensiones y te hará sentir que estás tratando con alguien en igualdad de condiciones. No conviene hablar poco, pero tampoco es bueno hablar demasiado. ¿Usa datos financieros en su trabajo? ¿Cuáles incluye en sus informes? En esta pregunta la contestación dependerá del perfil del candidato y del puesto al que aspira. Podemos reconocer que en el día a día laboral pueden surgir roces o situaciones delicadas, pero nunca perdemos los nervios, sabemos manejarlos.

¿Alguna vez tuvo que trabajar con alguien difícil de tratar? ¿Cómo resolvió este problema? Nunca se debe contestar que se han tenido problemas con los jefes, es mejor centrar la respuesta en algún compañero de igual nivel profesional. Esta pregunta nos la plantean para comprobar si somos individualistas o si nos involucramos con el equipo. Si de verdad quieres conseguir un trabajo debes preparar la entrevista como si se tratara del último examen de tu vida –y probablemente lo será, hasta que cierre la empresa, te echen o te marches a otro lado–. En primer lugar tienes que saber bien a qué puesto estás optando y cómo es la empresa que te va a hacer la entrevista. Lo primero que hace un responsable de recursos humanos es comprobar que lo que se dice en el CV es cierto. Mentir solo sirve para que el entrevistador se lleve la peor de las impresiones.

Si el trabajo si está relacionado con los estudios que se dejaron hay que señalar que se debió a la inmadurez de la edad o, si es el caso, las circunstancias personales que nos forzaron a abandonarlos. También es posible decir que pedimos una segunda opinión para tener un mayor criterio o una visión más objetiva o que solicitamos ayuda si es necesario. 52. Cuando tiene problemas personales, ¿cómo lo manifiesta en su entorno de trabajo? Lo ideal es decir que nunca. No es recomendable usar perfumes fuertes, gafas de sol, ni modelos extravagantes. Para prepararse correctamente una entrevista de trabajo hay que investigar lo máximo posible sobre la empresa a la que se acude. Ésta es otra killer question. Esto parece baladí, pero lo cierto es que mucha gente acude a los procesos de selección sin saber muy bien donde se está metiendo. ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa? Nunca deben señalarse sus condiciones económicas o cuestiones como la duración de las vacaciones o la cercanía a domicilio del candidato. ¿Cómo la analizó? ¿Qué decisiones tuvo que tomar? ¿Cómo coordinó a su equipo? Esta pregunta se realiza cuando se opta a un puesto directivo o de mando intermedio. No es recomendable usar perfumes fuertes, gafas de sol, ni modelos extravagantes.

Lo mejor, en cualquier caso, es no llamar la atención con la ropa que llevas –a no ser que estés optando a un puesto en alguna empresa relacionada con la moda–. ¿Cuáles son sus mayores logros profesionales? Una vez más, ahora sí a diferencia de la pregunta anterior, es el momento de explicar cuáles han sido sus resultados o metas más importantes alcanzados en su trabajo. Sin embargo, si uno es sincero en el currículo, puede llegar a sorprender de forma muy positiva a la persona que hace la entrevista que, casi por defecto profesional, se espera que el CV esté sobredimensionado y exagerado. Siempre que se tenga ocasión. Hay que evitar hablar de los aspectos económicos o de las condiciones de trabajo del puesto en los primeros pasos del proceso de selección. ¿Qué experiencia tienes en relación con este trabajo? Al igual que en la anterior pregunta, hay que destacar aquellas tareas o responsabilidades que hemos desempeñado con anterioridad y que mejor pueden ser percibidas por el entrevistador para ocupar con eficacia el empleo por el que se está compitiendo en ese proceso de selección. ¿Cómo la abordó? ¿Cuál fue el resultado? De nuevo, como en la pregunta anterior, una buena ocasión para explicar más logros profesionales que no hayan salido a colación hasta ese momento.

Lo más socorrido, si los idiomas no son algo clave e imprescindible en el puesto al que se opta, es decir que hay que perfeccionar el nivel de inglés u otras lenguas. Antes de ir a una entrevista de trabajo debemos saber perfectamente dónde va a tener lugar y cuánto vamos a tardar en llegar allí. Cualquier cosa que pueda sorprender al entrevistador podría distraerle de lo que verdaderamente importa, que son tus habilidades para afrontar el trabajo. Decir lo que crees que el entrevistador quiere oír trucos buscar trabajo entrevista de trabajo Los entrevistadores valoran positivamente la sinceridad del entrevistado y, como dice el refrán, se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Lo que él está testando con esta cuestión es el grado de interés que el candidato tiene por ese empleo.

¿Mentiría por su empresa? Ante todo hay que evitar posicionarse en los extremos contestando sí o no. Sin llegar a alabar demasiado el trabajo, se puede comentar que es una forma de realización personal a la que el candidato dedica todos tus esfuerzos. Y lo normal es que te pillen. #8 Dejar que el entrevistador haga todas las preguntas errores entrevista de trabajo no preparar preguntas Aunque el entrevistador es quien, obviamente, va a dirigir la entrevista, es un error dejar que sea él el que haga todas las preguntas. ¿Cuánto tiempo extra ha trabajado recientemente? ¿Por qué? Si contestamos que siempre nos vamos tarde del trabajo por sistema, que se ha convertido ya en una rutina, puede ser negativo porque da sensación de no ser capaces de sacar adelante nuestras tareas en la jornada habitual. Es lo que se conoce como padres helicóptero, que intervienen excesivamente en los procesos de selección de sus hijos, inquiriendo a los entrevistadores o pidiendo explicaciones a los empleadores son una influencia perjudicial para los candidatos. ¿Cómo repartes las tareas entre los miembros de tu equipo? ¿Qué criterios utilizas? Es una cuestión que se plantea sólo a los mandos.

Hay que evitar una respuesta en ese sentido. Las personas en búsqueda activa de empleo tienen ante sí un reto complicado a pesar de la leve mejoría que parece comenzar a detectarse en el comportamiento de nuestro mercado laboral. Los procesos de selección de personal son escasos y las vacantes que surgen en las empresas se cubren de forma rápida con candidatos bien preparados, muchas veces sin necesidad de llegar a hacer públicas. El número de aspirantes que se presentan a los procesos de selección es grande, por lo que se ha endurecido la competencia por acceder a los escasos puestos de trabajo disponibles. También se puede decir que pedimos ayuda. Apreciando en qué es mejor cada componente del grupo, pero siempre haciendo partícipes a todos e intentando no frustrar a nadie. Hay que saber separar trabajo y vida personal. Orientación al cliente externo e interno

¿Por qué debo contratarle a usted? Ha llegado el momento de volver a resaltar nuestros puntos fuertes, sobre todo aquellos que te pueden diferenciar del resto de candidatos, y acompañarlos con situaciones reales que hayas vivido y muestren esas capacidades. 42. No hay que mostrarse como un trabajador conflictivo. Falsear u ocultar información sobre tu vida personal preguntas respuestas entrevista trabajo empleo desempleado Genera desconfianza en el consultor o entrevistador es un error que puede suponer el final de tu participación en el proceso en cuestión. Siempre hay que mantenerse en un terreno profesional y no entrar en lo personal. Una entrevista de trabajo es una venta constante del candidato. La respuesta idónea debe ser la de aceptar ese tipo de decisiones, reconducir tu idea inicial y seguir trabajando como si no hubiera pasado.

Pese a que te hayan hecho la vida imposible criticarles es siempre una mala idea, pues el entrevistador puede pensar –aunque no tenga razón– que quizás la culpa es tuya y puedes ser causa de problemas. Y evitar dar la sensación que se no hay compromiso con las empresas en las que trabajas. Pero… ¿Realmente está el entrevistador en una situación más cómoda? Lo cierto es que, en muchas ocasiones, no lo está. Si en la tuya no se utilizan no hay problema en contestar que no. Pero, ¿realmente está el entrevistador en una situación más cómoda? Lo cierto es que, en muchas ocasiones, no lo está. Un ejemplo puede ser: “Esto no tiene por qué ser un impedimento; al contrario, creo que es beneficioso para la empresa y para mí. Es, quizás, el peor de los fallos que se pueden cometer e, inexplicablemente, el más habitual. Llegar a una entrevista de trabajo es difícil, pero superarla es todo un reto de preparación y solvencia contigo mismo. Podría decirse que ha llegado el momento de hacerle un poco la pelota al reclutador. Lo mejor en estos casos es apoyarse en señalar que ese puesto es el que buscas y el que deseas ocupar ahora mismo, y al que puedes aportar… y volver a señalar tus puntos fuertes.

Es decir, las preguntas comprometidas y que más estrés generan en los candidatos entrevistados. Con un poco de suerte incluso puede que conozca al entrevistador y pueda darnos alguna pista que nos sea útil. Nunca acudas a la cita con el entrevistador sin haberte informado previamente acerca de la persona con la que te vas a encontrar.

Buscar información sobre su cultura corporativa, sobre su historia y trayectoria, sobre sus productos o servicios. Si en el transcurso de una entrevista te das cuenta de que el puesto no es como creías, que la empresa tiene unos horarios imposibles, que el sueldo no es nada del otro mundo… ¿Realmente quieres optar por el puesto? Tal y como están las cosas, quizás sí, pero desde luego no es lo ideal. Para ello habrá que conocer la empresa, el puesto y las tareas que se realizarán. ¿Cómo es jornada de trabajo habitual? El entrevistador se refiere con esta pregunta a cómo es un día en tu puesto, cómo te organizas las tareas de un día típico. ¿Cómo era la relación con tu jefe, con los iguales, pares o compañeros, o con los subordinados? No se debe entrar en ataques, críticas o descalificaciones personales hacia ellos y señalar siempre los aspectos positivos, aunque reconociendo que en el día a día siempre pueden surgir pequeñas diferencias para resultar creíbles en la respuesta.

Es mejor apostar por expresar en el currículo y durante la entrevista de trabajo quiénes somos, cuáles son nuestras cualidades más destacadas y a qué estamos dispuestos a renunciar para ponerlas en marcha –en función de nuestras circunstancias personales–, que tratar de ajustar agrandando o rebajando nuestra experiencia, formación, conocimientos y habilidades a los requisitos que creemos que se están buscando. Pasar por alto faltas de respeto errores entrevista de trabajo Todos conocemos a alguien que, tras salir muy decepcionado de una entrevista, acepta el trabajo pensando que su percepción podía ser incorrecta. Eso debe abordarse en los últimos pasos, cuando se tienen posibilidades reales de ser elegido. PREGUNTAS GENERALES Personalidad En nuestra web te ofrecemos consejos, trucos y recomendaciones sobre todo lo que hay, y lo que no hay, que hacer. Entrevista de trabajo PREPARANDO LA ENTREVISTA Antes de acudir a una entrevista de trabajo, es muy recomendable que te prepares bien. Quizás hace unos años bastaba con tener un buen currículo, y encajar en el puesto, para optar al mismo.

Los responsables de los procesos de selección buscarán obtener la máxima información posible del candidato y una de las principales fuentes de información es la comunicación gestual. Gracias a ellas, los profesionales obtienen una gran cantidad de aptitudes y actitudes del candidato. Defínete a ti mismo con tres adjetivos calificativos y justifícalos. Se deben elegir siempre cuestiones positivas, es decir, los puntos fuertes profesionales que hemos debido detectar antes de acudir a la entrevista. Para resolverlos, primero se analizan para pensar después las soluciones. En realidad lo que quiere conocer de nosotros el entrevistador con esta pregunta es nuestro nivel de conformismo o de confort. ¿Cuáles son tus aficiones o qué deportes practicas? En esta pregunta se puede responder casi cualquier cosa, excepto aquellas que puedan ser muy arriesgadas o proyectar una imagen demasiado rara o negativa de ti.

Defina quiénes eran sus clientes externos e internos y de qué forma atendía sus necesidades. Hay que describirlos, pero siempre intentando dar una sensación de ser una persona accesible, orientada al cliente y positiva. 58. Eso último no es conveniente repetirlo en demasiadas ocasiones a lo largo de la entrevista porque puede parecer que no somos resolutivos por nosotros mismos, pero sí es bueno decirlo alguna vez que se tenga la oportunidad. Tampoco se debe mostrar una inflexibilidad para estar dispuestos a ello cuando es necesario, sino una actitud abierta a esta posibilidad cuando así se te requiera o sea necesario porque te debes a la empresa. 56. Se deben citar situaciones que sean realmente dignas de ser destacadas y preferiblemente que no hayamos incluido en nuestro currículum porque esa información ya la tiene nuestro entrevistador. Dinamismo Lo normal es contestar que las tienen que ver con las personas, sobre todo algunas como llevar a cabo un despido o una bajada de sueldo. No es sencillo, pero se trata de una buena técnica que, además, puede evitarnos numerosos malentendidos. Y, sobre todo, señalar que se debe a un desempeño efectivo de tu trabajo, a la consecución de objetivos o a haber alcanzado una determinada rentabilidad.

Si no es así, pronto se sabrá y podrán surgir los problemas y podemos ser apartados de la empresa en el periodo de prueba del contrato. ¿No te parece que este puesto es superior a los que has ocupado con anterioridad? Evidentemente, no gusta un candidato con un nivel profesional anterior inferior al del puesto al que se opta. Esto no quiere decir que no puedas hablar de cosas que no te gustaban de tus anteriores puestos de trabajo, pero solo si está justificado en la conversación y, en ningún caso, si incluyen críticas a tus antiguos jefes. 9. Pero tampoco tenemos por qué estar de acuerdo con todo si queremos resultar creíbles porque casi todo el mundo tiene algún desacuerdo con estos aspectos. Se puede contestar, por ejemplo, que no estabas muy conforme con la política de promoción interna o con alguna otra cuestión que esté relacionada con tu cambio profesional, pero nunca aludiendo a ninguna persona concreta de tu anterior empresa y sin ahondar, siendo políticamente correctos.

En las empresas no gusta el exceso de individualismo ni las personas que creen tener soluciones para todo, es normal que en ocasiones necesitemos solicitar el apoyo de otros dentro de la organización. Y el peor Descríbeme un día típico en tu trabajo anterior ¿Cómo conseguiste ese trabajo, esa práctica.? Empleo ¿Qué sabes acerca de nuestra empresa? ¿Qué te atrae de ella? ¿Qué ambiente de trabajo prefieres? ¿Prefieres un trabajo previsible o un trabajo cambiante? ¿Qué relaciones piensas debe haber entre un jefe y su colaborador inmediato? Estarías dispuesto/a a trasladarte a vivir a otra ciudad, a otro país, o a viajar con frecuencia? ¿Tienes alguna preferencia geográfica? ¿Cuál crees que puede ser para ti la mayor dificultad al pasar de la vida de estudiante a la vida del trabajo? ¿Qué departamento (marketing, financiero, producción, comercial.) te atrae más?

¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles para este puesto? ¿Qué te ves haciendo dentro de cinco, de diez años? ¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo?¿Cómo crees que podrás lograrlos? ¿Cómo te enteraste de la existencia de este puesto? ¿Por qué piensas que vas a tener éxito en este trabajo? ¿Con qué tipo de jefe te gustaría trabajar? ¿Y con qué tipo de jefe crees que acabarías por chocar? ¿Estarías dispuesto/a a a realizar un curso de formación a cargo de la empresa, antes de ser contratado/a? ¿Cuánto quieres ganar ahora ( y dentro de cinco años) ¿Prefieres trabajar en una empresa grande, mediana, pequeña, pública, privada.?¿Por qué? ¿Te gusta la previsibilidad de un trabajo cuya hora de comienzo conoces, así como la hora de finalización, o prefieres un trabajo en el que hoy no sabes exactamente lo que harás mañana? ¿Cuándo podrías incorporarte al trabajo? ¿Qué personas de las empresas en que has trabajado anteriormente pueden darnos referencias de ti? ¿Participas en otros procesos de selección? ¿Qué opinas de.la unión monetaria, el terrorismo, el feminismo, los políticos, los sindicatos.? ¿Comentas con tus padres-esposa/o-novia/o las incidencias de tu trabajo? Vida privada ¿Con quién vives? ¿A que se dedica tu familia? ¿Tienes novia/o - esposa/o?

¿Que opina de este trabajo? ¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Cuáles son tus aficiones favoritas? ¿Cuál es último libro que has leído? ¿qué te pareció? La entrevista de trabajo es el paso más importante al que te enfrentarás a la hora de encontrar trabajo. ¿Cuáles son los aspectos de tu anterior empresa con los que no estabas conforme? Ésta es una de las preguntas delicadas en una entrevista de selección. Una simple de llamada mientras te entrevistas y tus oportunidades de conseguir el trabajo se reducirán a cero. Hablar sobre temas de sueldo, vacaciones o beneficios errores entrevista de trabajo dinero Es un tema fundamental, pero el candidato no debe reflejar inquietud por ello, o concederle la única o máxima importancia. Por ejemplo, se puede contestar “Me disgusta la falta de puntualidad” o la falta de compromiso, que son respuestas fácilmente aplicables a todo el mundo.

Los responsables de seleccionar al personal saben que el mercado de trabajo está hipersaturado y cada vez son más exigentes en las entrevistas, por lo que cualquier error, por pequeño que sea, puede ser fatal. La parte buena de todo esto es que en los departamentos de recursos humanos casi todo el mundo está entrenado de la misma forma, por lo que no es difícil saber qué les molesta. Vestir de forma inapropiada La apariencia, por mucho que lo nieguen los responsables de recursos humanos, sigue siendo un aspecto que se tiene muy en cuenta en las entrevistas de trabajo. Ponga un ejemplo de alguna idea nueva que sugerido en el trabajo y qué resultados tuvo. Es la oportunidad para destacar nuestros logros profesionales. Al fin y al cabo, lo que está en juego es un contrato, un acuerdo entre dos partes, por lo que el candidato también tiene preguntas que hacer: ¿cuáles son las condiciones? ¿Qué responsabilidades concretas tiene el puesto? ¿Es necesario viajar? ¿El horario es fijo o podría cambiar en el tiempo? Plantear este tipo de cuestiones no resulta una intromisión, sino algo legítimo que el entrevistador va a valorar positivamente, en la medida en que va a ver un interés y una motivación genuina por el puesto.

Saber hacer las preguntas adecuadas nos proporciona dos ventajas: Por un lado estaremos causando una buena impresión Por otro obtendremos respuestas que nos harán valorar adecuadamente el puesto al que optamos No hacer una sola pregunta en toda la entrevista, sobre todo si, tras finalizarla, como es habitual, el entrevistador dice “¿Tienes alguna pregunta?” es un error gigantesco que no se debe pasar por alto. Interrumpir al interlocutor preguntas respuestas entrevista trabajo empleo trabajar bajo presion Espera el momento para intervenir, deja que el consultor formule las preguntas y tómate tu tiempo antes de contestar, evita cometer el error de precipitarte. Y si mientes, lo van a notar y va a ser peor. #6 Asumir que el entrevistador es el que manda entrevista de trabajo respuestas preguntas.

Al acudir a una entrevista es habitual sentirse en una posición de autoridad inferior a la del entrevistador. Es mejor decir, dependiendo de los casos, que en unos días, en una semana o después del plan de bienvenida de la empresa o del curso previo a la incorporación a puesto en caso de que lo haya. Inquirir desde el primer momento por el sueldo, las vacaciones o los beneficios que se esperan obtener es un error que no debe cometerse. No se debe gesticular en exceso o cruzar los brazos, apoyarse sobre la mesa o reclinarse demasiado en el respaldo de la silla El momento de hablar sobre ello, si se desconocen las condiciones antes, ha de iniciarlo el entrevistador. Una respuesta de este tipo nos da la oportunidad de transmitir apertura y sensatez, reconvirtiéndola en algo positivo. 8. Y los 5 o 10 primeros minutos de esta conversación son los vitales para intentar conectar y crear interés en nuestro entrevistador. Es importante que el responsable haga un equipo. La clave del éxito está, más que en ser el mejor aspirante, en ser capaces de llevar a cabo la mejor exposición, en la comunicación. Siempre hay que resaltar que se consiguen los logros motivando al equipo, reconociendo sus éxitos y ayudando en sus fracasos o problemas.

Capacidad de adaptación Eso sí, siempre hay que explicar que ya se están poniendo o se van a poner los medios para mejorarlo. “Mi posición es importante por….” y volvemos a aprovechar ara destacar algunos de nuestros puntos fuertes. Las primeras impresiones son de gran importancia. Hay ciertas cosas que los entrevistadores no van a tolerar, y conocerlas es el primer paso para terminar una entrevista de forma satisfactoria. La contestación debe ir orientada a demostrar que somos capaces de proponer actuaciones, ideas, soluciones. 49. También apoyándose en el equipo y distribuyendo tareas, si es el caso de un responsable de un grupo, de forma cualitativa, cuantitativa y equitativa. 99. Por lo que para cubrir ambas orientaciones. Evita los monosílabos.

El detalle, siempre y cuando sea sincero, puede incrementar tus probabilidades de éxito. También te puede interesar: Entrevista de trabajo: Pasos a dar antes, durante y después Cómo responder a más de 100 preguntas de una entrevista de trabajo 10 trucos que deben conocer aquellos que buscan trabajo 10 claves para responder a la pregunta.

¿Te han despedido de algún trabajo? 12 claves para conseguir empleo en plena crisis 26 cuentas de Twitter a seguir para encontrar ofertas de empleo 11 errores que debes evitar en las redes sociales 12 errores que no debes cometer en una campaña de Adwords ¿Qué te han parecido? ¿Has cometido alguno de estos errores alguna vez en una entrevista de trabajo? Si es así cuéntame tu experiencia para que pueda trasladarlo a los demás y que todo el mundo pueda aprovecharse de esos errores típicos en una entrevista de trabajo… así dejaremos de cometerlos Hoy en día cualquier entrevista de trabajo puede ser decisiva. Te organizas para que no se afecten mutuamente. La respuesta apropiada es que se hace atendiendo a criterios de cualidad, cantidad y, sobre todo, equidad. Volviendo al consejo del anterior punto, es mejor pensar en las entrevistas de trabajo como si fueran reuniones profesionales, donde cada uno está haciéndolo lo mejor que puede. Pero hay que ser consciente de que, según la política de algunas empresas, es posible que no traten este tema en la primera prueba.

Obviar la gestualidad errores entrevista de trabajo lenguaje no verbal No solo debe cuidarse la expresión verbal. Hábleme de su último puesto de trabajo, ¿qué hacías, cuál era tu función? En esta cuestión hay que intentar dirigir la descripción de nuestras anteriores ocupaciones profesionales en aquellos aspectos o tareas que más estén relacionadas con el puesto al que se está optando. Si yo le preguntara cómo eres tú, ¿qué crees que contestaría? Si todos los trabajos tuvieran la misma remuneración y la misma consideración social ¿qué es lo que realmente te gustaría hacer? Describe tu escala de valores ¿Qué personas te sacan de quicio? ¿Duermes bien? ¿Cómo reaccionas habitualmente frente a la jerarquía? ¿Cómo te insertas en un equipo de trabajo? ¿Qué impresión crees que he sacado de ti tras esta entrevista? Formación ¿Por qué estudiaste arquitectura, derecho, económicas.? ¿Cómo decidiste estudiar.?¿Qué otras carreras te atraían? ¿Quien influyó más en ti a la hora de elegir tu carrera? ¿Qué asignaturas te gustaban más/menos y en cuáles sacabas mejores/peores notas? ¿En qué medida tus calificaciones se deben a tu esfuerzo personal y en qué medida a tu inteligencia? ¿Qué cambios habrías introducido en el plan de estudios de tu Facultad o Escuela, si hubieras podido?

¿Cuál fue la experiencia más gratificante durante tu vida como estudiante? ¿Piensas proseguir o ampliar tus estudios de alguna manera? Si volvieras a empezar tus estudios, ¿qué harías de modo diferente? En tu formación complementaria, ¿qué seminarios o cursos de corta duración has realizado?¿Qué te motivó a realizarlos? ¿Tuviste algún puesto representativo durante tu tiempo de estudiante? (Delegado de curso, miembro de la Tuna.? Trabajos anteriores Háblame de tus actividades al margen de tus estudios ¿Realizaste algún trabajo de "estudiante" (clases, trabajos de verano, de prácticas.)? ¿Qué aprendiste durante tus trabajos anteriores? ¿Qué funciones desempeñabas? ¿Cuánto cobrabas? ¿Debías supervisar el trabajo de alguien? ¿Cuál de tus trabajos previos te ha gustado más/menos? ¿Por qué? ¿Cuál es tu proyecto o solución más creativa? ¿Cómo te llevabas con tus compañeros, con tus jefes, con tus subordinados? ¿Cuál fue la situación más desagradable en que te viste?¿Cómo le hiciste frente? Describe el mejor jefe que hayas tenido. No está de más saber quiénes son sus accionistas, qué perfil ideológico tienen los dirigentes, cuántos empleados tiene, si el negocio va bien o mal, la reputación que tiene en el sector…

Cualquier información puede ser útil en el transcurso de la entrevista, y los responsables de recursos humanos valorarán positivamente a aquellos candidatos que se hayan preocupado por conocer la empresa. Gran parte de esta información podrás encontrarla en Internet, pero mucha otra no, por lo que no es mala idea buscar algún contacto en la empresa con el que podamos hablar antes de enfrentarnos a la entrevista. Ésta es otra de las denominadas killer question. Si sonamos forzados estaremos perdiendo puntos. Lo mejor para evitar este error es acudir a las entrevistas viéndolas más como un encuentro entre profesionales que como un paso ineludible para que te den un trabajo. ¿Por qué has estado tanto tiempo en el mismo puesto y en la misma empresa? Si se trabaja desde hace muchos años en la misma posición y compañía, se debe recalcar que has ido cambiando conforme lo hacía la empresa: nuevos productos, nuevos mercados, cambios de tamaño, de estructura. Hay que intentar pasar por ella de puntillas. ¿Por qué no te sientas y escribes una nota de agradecimiento? Puede ser un email o una nota escrita a mano.

¿Por qué elegiste tus estudios? En realidad lo que quiere conocer el reclutador con esta cuestión no son detalles personales del candidato, sino si ha aterrizado en ese su sector o especialidad profesional por accidente, por obligación o por vocación. Un buen consultor sabrá detectar incoherencias en la vida profesional de un candidato. Háblame de una situación en la que no actuaste de forma adecuada. ¿Cuáles son tus metas profesionales a medio plazo? En esta ocasión la respuesta dependerá de cuál sea el puesto al que se aspira y deberá ir en relación a él. La apariencia, por mucho que lo nieguen los responsables de recursos humanos, sigue siendo un aspecto que se tiene muy en cuenta en las entrevistas de trabajo y uno de los puntos donde más errores se comenten. Lo más indicado, por tanto, es ceñirse en nuestra respuesta a la descripción del puesto a la que hayamos tenido acceso a través del anuncio de empleo o en los contactos anteriores a la entrevista personal.

Además, podemos aprovechar para volver a trasladarle aspectos positivos de nuestra forma de entender el trabajo: queremos un mando que haga sentirse parte de un equipo, proyecto o empresa, etcétera. 35. Un error muy común, desde mi punto de vista, es que hay personas que se ilusionan en exceso, y eso puede llevarles a un exceso de confianza que haga crecer los errores que vas a ver a continuación. Llegar sin los deberes hechos errores entrevista de trabajo descuidar formas No haber buscado toda la información posible sobre la compañía y sobre el puesto es otro de los graves errores. Se trata de identificar lo que espera la empresa para el nuevo puesto y adaptarse a ese perfil para ser el candidato idóneo. ¿Cuál ha sido la tarea más aburrida que has tenido? ¿Cómo lo realizaste? En esta pregunta nunca se deben contestar los trabajos similares a los que se desempeñarán en el empleo al que se está optando, sino aquellas que no tengan relación con él.

Si no ha habido ninguna transformación, se puede alegar que se valora la lealtad y la estabilidad, el compromiso total y a largo plazo con un proyecto profesional en el que se cree. Por eso es importante que preparemos la respuesta antes de la cita y tengamos muy clara la idea de lo que vamos a contestar ¿Recuerda algún momento en que haya sido importante para usted saber transmitir sus ideas y/o sentimientos en el trabajo? Esta pregunta la realiza el entrevistador para comprobar en base a nuestra respuesta si somos manipuladores. Se trata de convencerle de que somos el mejor candidato para esa posición. Conviene que durante la charla con el entrevistador, el candidato se muestre humilde, pero confiado. La única forma de contestar bien es que la respuesta sea verdad. Siempre hay que comenzar y en la medida de lo posible cerrar las respuestas incidiendo en los aspectos positivos.

No se debe ser crítico. Pasar por el aro en este tipo de cosas solo puede costarnos un disgusto. Una clave es saber escuchar e ir ofreciendo poco a poco datos de tu trayectoria profesional. Alargar demasiado las respuestas errores entrevista de trabajo Tus respuestas han de durar más de 20 segundos y menos de 2 minutos. Es una de las denominadas killer question. ¿Qué hace cuando tiene dificultades para solucionar un problema? La respuesta idónea sería explicar que lo primero que hacemos en esos casos es analizar la situación para conocer qué es lo que está pasando y de acuerdo a ese análisis establecer un plan de acción. Si el reclutador presiona en busca de una contestación más directa, lo recomendable sería elegir siempre la integridad personal. Autoexigencia y responsabilidad 84. ¿Qué comportamientos le disgustan tanto que pueden hacerle salirse de sus casillas? Es importante contestar la verdad sin criticar directamente a ninguno de los jefes, compañeros o subordinados con los que se haya trabajado antes.

Lo primero que hace un responsable de recursos humanos es comprobar que lo que se dice en el CV es cierto. Esta cuestión pretende averiguar el grado de conflictividad del candidato, así que la mejor opción es mencionar la capacidad de asumir las diferencias. Si es así, se teme que también nos marcharemos pronto de su organización, algo que las compañías quieren evitar porque las selecciones de personal son costosas. Si es algo que se explica por las características de tu puesto o sector, porque esté caracterizado por la temporalidad, sustituciones, trabajos por proyectos, etcétera, hay que indicarlo para justificar esos cambios constantes. Si no ha sido así, nunca hay que responder que se haya en busca de un mejor salario. Cuando has tenido que delegar alguna de tus tareas en otra persona, ¿cuál ha sido el resultado? Si en tu caso esa experiencia ha sido positivo, cuéntala. Exagerar en tu formación o experiencia Este es un error previo a la entrevista, que se comete en la elaboración del currículum vítae, pero que sale a relucir siempre en ésta. Contratar a un inútil o, peor aún, a alguien que mine la confianza del equipo, puede costarle la cabeza a un responsable de recursos humanos. Visto así, no parece que esté en mejores condiciones.

Volviendo al consejo del anterior punto, es mejor pensar en las entrevistas de trabajo como si fueran reuniones profesionales, donde cada uno está haciéndolo lo mejor que puede. Una opción es responder que siempre se intenta dar lo mejor y que el mejor momento de la carrera profesional es el presente. La empresa y el puesto 28. Recuerda que deberías haber preparado la entrevista y tener un cierto “guión y discurso” para resultar estructurado y coherente. Preguntar por la hora durante la entrevista es un método infalible para que no te contraten En el medio está la virtud. Seguramente vuestra relación puede durar años y podrá influir en diferentes momentos de tu carrera profesional, así que es mejor basar dicha relación en la confianza.

Crear una imagen que no encaja con lo que realmente eres, puede llegar a despistarte también con respecto a lo que quieres llegar a ser. Pero hay que procurar hablar de un logro conjunto alcanzado entre todo el equipo y explicar eso sí el rol que jugaste dentro del mismo tirándose alguna pequeña flor a sí mismo, pero no demasiado. Estos son los errores más comunes que se comenten en las entrevistas de trabajo. También te puede interesar: Entrevista de trabajo: Pasos a dar antes, durante y después Cómo responder a más de 100 preguntas de una entrevista de trabajo 10 trucos que deben conocer aquellos que buscan trabajo 10 claves para responder a la pregunta ¿Te han despedido de algún trabajo? 12 claves para conseguir empleo en plena crisis 26 cuentas de Twitter a seguir para encontrar ofertas de empleo 11 errores que debes evitar en las redes sociales 12 errores que no debes cometer en una campaña de Adwords Errores frecuentes en una entrevista de trabajo Ilusionarte en exceso errores entrevista de trabajo ilusion excesiva Esta la pongo por las preguntas e historias que recibo casi a diario de todos vosotr@s.

Y aunque no te lo creas, muchos de ellos incluso contestan estando en medio de la entrevista. ¿En qué áreas crees que necesitarías reciclarte? Con esta cuestión el reclutador busca que el candidato realice un ejercicio de autoanálisis. Actualmente, no sólo se busca un tipo de profesional, sino también un tipo de persona. Pero sin profundizar en esos aspectos que puedan ser más negativos. ¿Cómo compaginas el trabajo con el cuidado de la familia? De nuevo hay que dejar claro que son parcelas distintas y que cumples con una y con otra. No se debe responder de forma improvisada. Y si no se han desempeñado ese tipo de funciones con decisiones relevantes, hay que destacar sin pudor las pequeñas decisiones que todo profesional ha de tomar en su trabajo diario.  ¿Qué haría si le despidieran dentro de dos años? Lo más adecuado es contestar a esta killer question con una visión positiva y de modo sereno. ¿Cómo hace frente a las tareas que le disgustan? Nunca se debe contestar que se dejan para lo último.

Contratar a un inútil o, peor aún, a alguien que mine la confianza del equipo, puede costarle la cabeza a un responsable de recursos humanos. Llegar tarde Esto tiene mucho que ver con la improvisación pero, aunque parezca increíble, es algo tan habitual que merece un punto aparte. ¿Recuerdas alguna ocasión en la que haya perdido los nervios en el trabajo. Creo sinceramente que ésta es una buena oportunidad para mí”. Pero si contesta con un “no, mi mejor trabajo está aún por llegar”, puede dar la impresión de que no lo has dado todo en tus puestos anteriores. Cuénteme los problemas del día a día propios de su puesto y qué hace para resolverlos. Hay que citar como ejemplos problemas pequeños, cotidianos, que no supongan una hecatombe. Si es breve y no nos dan pie a explicarnos, mala señal. Para conseguirlo: Hay que prepararse la entrevista de trabajo a conciencia. O bien cuando ofrezca la posibilidad de plantear alguna duda, al final de la entrevista.

¿Tuvo que hacerse cargo alguna vez de una tarea que no era la habitual en su rutina de trabajo. ¿Cuáles son las decisiones que tomaba en su trabajo diario? Es el momento de enumerar, si se han tenido esas responsabilidades, cuestiones tangibles con cierto peso, como las decisiones sobre presupuestos, la validación de proyectos, etcétera. En España el nivel medio general no suele ser óptimo y casi siempre es preciso mejorar en este aspecto. Pero debe añadirse que si es lo mejor en su trabajo son decisiones que se toman, aunque cuesten. Liderazgo Describa alguna idea que propuso a un superior y que no fue aceptada. Para elegir el atuendo adecuado con el que debemos presentarnos en una entrevista debemos saber antes cómo van vestidos los empleados de la empresa. Es una respuesta para no tener que incidir en otras lagunas o carencias que puedan ser consideradas más importantes por el entrevistador. ¿Qué sabes de nosotros? Es muy importante informarse sobre la empresa que te va a entrevistar antes de acudir a esta cita. ¿Quiénes son tus mejores amigos en el trabajo? ¿Qué valoras más en esas personas? Lo que quiere el entrevistador con esta pregunta es comprobar tu empatía y sociabilidad. Adicionalmente el proceso de toma de referencias revelará cualquier omisión de información. Eso sí, se debe hacerlo dando una horquilla, nunca un número concreto, y siempre en términos brutos anuales, no neto mensual que da una sensación de falta de profesionalidad.

Señale algún ejemplo de un logro concreto y destacado de su gestión como líder. De nuevo hay que resaltar nuestros principales logros profesionales, pero llegados a este punto de la entrevista lo idóneo es hacerlo indicando aspectos cuantitativos, apoyándose en datos objetivos: resultados, metas alcanzadas, nivel de ventas o de rentabilidad o lo que proceda en cada caso. 70. No está de más saber quiénes son sus accionistas, qué perfil ideológico tienen los dirigentes, cuántos empleados tiene, si el negocio va bien o mal, la reputación que tiene en el sector… Cualquier información puede ser útil en el transcurso de la entrevista, y los responsables de recursos humanos valorarán positivamente a aquellos candidatos que se hayan preocupado por conocer la empresa. Gran parte de esta información podrás encontrarla en Internet, pero mucha otra no, por lo que no es mala idea buscar algún contacto en la empresa con el que podamos hablar antes de enfrentarnos a la entrevista. Cualquier cosa que pueda sorprender al entrevistador podría distraerle de lo que verdaderamente importa, que son tus habilidades para afrontar el trabajo.

Tampoco debes presentarte en una empresa sin haber recopilado información sobre la misma y las últimas noticias publicadas en prensa. También te puede interesar: 22 maneras de encontrar lo que buscas Llegar tarde errores entrevista de trabajo llegar tarde Aunque parezca increíble, es un error tan habitual que merece un punto aparte. No hay que dar explicaciones sobre pausas para el café o similares, sino describir qué tareas solemos hacer en cada franja horaria del día y por qué las hacemos en ese momento, siempre ligándolo a una mayor productividad o eficacia. Dilo con seriedad pero no con agresividad. Si el candidato opta por responder con un “sin lugar a dudas”, parecerá que su mejor trabajo ha pasado ya.

¿Qué haría si estuviera en desacuerdo con su superior? Ésta también es una killer question. Se debe dar una sensación de naturalidad y espontaneidad, pero es mejor no improvisar. Pese a que te hayan hecho la vida imposible criticarles es siempre una mala idea, pues el entrevistador puede pensar –aunque no tenga razón– que quizás la culpa es tuya y puedes ser causa de problemas. Hay que evitar dar esa sensación al elegir el ejemplo que le contaremos. En las primeras hay que centrarse en los aspectos relacionados con el proyecto y tu desarrollo personal y profesional. ¿Qué has aprendido de ella? Hay que elegir algún error que se haya cometido a lo largo de la vida profesional, pero que sea de poco impacto, una equivocación sin gravedad en cuestiones del día a día, y de la que hayamos sacado una lección. Apaga o silencia el móvil antes de entrar a la entrevista. Sobre todo, nunca criticar a las empresa anteriores en las que se ha trabajo ni a los antiguos jefes o compañeros. Hay que provocar situaciones para que nos pregunten aquello que más nos interesa explicar e intentar evitar dar pie a que nos interroguen sobre aquello que menos nos favorece.

No tiene por qué haber preguntas sobre la vida privada de los candidatos, pero si nos las hacen hay que contestarlas. Si pueden concretarse y cuantificarse estos logros, mejor. Pero a continuación hay que incidir en nuestra capacidad para adaptarnos a los entornos, de nuestra generosidad para ceder en nuestras posiciones cuando es recomendable, de dialogar con las personas con las que se haya podido tener ese problema, etcétera. Todo los pasos anteriores en el proceso de búsqueda de empleo (curriculum o resumé, carta de presentación…) tienen el único de objetivo de conseguir llegar a una entrevista personal, así que si lo consigues… no lo desaproveches! Te recomendamos que prepares bien cada paso, que domines la situación en todo momento para que puedas mostrarte tranquilo y seguro de ti mismo.

Siempre con un sentido positivo y realista y aprovechando para resaltar una vez más que ahora mismo ese empleo es tu vocación profesional y repetir de nuevo nuestros puntos fuertes: “Lo voy a conseguir porque creo que puedo aportar…”. Habilidad analítica 89. Hay que señalar aspectos ligados a la naturaleza de esa posición. Probablemente, ya lo has adivinado. Te recomendamos que sigas una serie de consejos y recomendaciones básicas: Lo que debes hacer durante la entrevista Lo que debes evitar durante la entrevista Entrevista de trabajo PREPARA TUS RESPUESTAS Cada entrevistador tiene su propia forma de conocer a los aspirantes, métodos y estrategias para averiguar la idoniedad de cada uno y escoger al mejor para el puesto. Por ejemplo, “mi anterior compañía no evolucionaba al ritmo del mercado”. Es, quizás, el peor de los fallos que se pueden cometer e, inexplicablemente, el más habitual. Si sonamos forzados estaremos perdiendo puntos. Lo mejor para evitar este error es acudir a las entrevistas viéndolas más como un encuentro entre profesionales que como un paso ineludible para que te den un trabajo.

Visto así, no parece que esté en mejores condiciones. Por ejemplo, si un directivo perdió en una ocasión una inversión de un millón de euros en su banco por una mala actuación, no debe elegirse este ejemplo para contarle al entrevistador. Se debe responder con naturalidad y sin recrearse en el error para centrarse en la respuesta rápidamente en el aspecto positivo, en aquello que se ha aprendió y cómo se corrigió aquella situación. ¿Qué ha hecho en su trabajo actual o en puestos anteriores para que resulte más gratificante o efectivo? La contestación debe orientarse a explicar que para hacer mejor nuestro trabajo nos marcamos objetivos, diseñamos un planning, un calendario o un plan de acción.

La confianza es una parte fundamental. Describa alguna tarea que haya tenido que realizar en grupo. Incluso, se puede decir que nos establecemos recompensas por los hitos que nosotros mismos vamos consiguiendo en nuestro desempeño profesional o por el cumplimiento de determinadas tareas. Eso se puede ver recompensando con un aumento de salario tarde o temprano”. Las compañías ven en este tipo de “ayuda” innecesaria una falta de madurez o independencia de aquellos que buscan trabajo. Mostrar escasa sinceridad, confianza y actitud errores entrevista de trabajo sin confianza En el momento de iniciar la entrevista, el candidato debe mostrarse sincero, amable y con seguridad en sí mismo. ¿Si ganara la lotería, seguiría viniendo a trabajar? El entrevistador quiere saber cuál es la motivación del candidato, por lo que la respuesta ideal debería dejar claro que éste no sólo lo hace por dinero sino que el trabajo lo realiza como persona y que le gusta asumir retos.

Ante ello, se puede responder que se harían esfuerzos para analizar las razones de esa impresión negativa. Si no, parecerá que queremos ocultar algo negativo. Hay que mostrarse motivado, pero no necesitado, ni llegar a suplicar por ese puesto de trabajo. El entrevistador quiere comprobar que el candidato no haya ido cambiando de estudios o de carrera en varias ocasiones por falta de convicción o constancia. La respuesta más correcta es que se consigue haciendo partícipes de sus decisiones a los componentes del grupo, ayudándoles en sus pequeños fracasos y reconociendo sus éxitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario