lunes, 30 de julio de 2012

Como exigir una subida de sueldo

Por supuesto que les pago un servicio, los liberados de mi empresa están obligados a ser mis representantes, y se les paga por ello con nuestras cuotas. Y no desvíes el tema, esstamos diciendo que no lucharon contra esto, ni contra nada, ni exigieron en tiempos de bonanza subidas de sueldo en determinados sectores, ni les importan las subcontratas, ni las ETTs, no les importa nada, y cuando se ven con el agua al cuello una huelguita para aplacar a los afiliados y hala, a seguir poniendo el cazo!

Como que no desvie el tema, eres tu el que no entiendes el papel de los sindicatos en la lucha obrera. reincidente reincidente   Hala, pues explicámelo tú! pues es evidente que no lo entiendes. Tú tienes que ver cuáles son tus derechos y mover el culo por defenderlos. ¿Cómo puedes esperar que otros te defiendan? ¿Acaso eres un súbdito? ¿Crees que pagando a otros te van a defender mejor que tú mismo?No, no es verdad. Tú mismo tienes que organizarte.

La cuota que se paga a los sindicatos es un fondo común de uso para poder llevar a cabo campañas, hacer pancartas, pagar alquileres, etc. Los sindicatos son una construcción de los trabajadores, no servicios públicos a los que acceder cuando tienes un problema, y tú tienes que cambiar el chip.Que sí, que los sindicatos mayoritarios estén devaluados, pero eso es en su mayor parte culpa de los trabajadores que no han sabido construir otros mejores.

De hecho, los minoritarios no tienen apenas afiliados, así que toca hacer autocrítica también a los que jamás se han movido para defender ni sus derechos ni los de sus compañeros. me das pena hijo, pero cuando lleves como yo  años cotizando y viendo como te toman el pelo, ya me contarás...

Llevo cotizando más de  años, huelgas, encierros, manifestaciones, recogida de firmas... ¿Me vas tú a dar lecciones?, me río por no llorar!

La demanda interna liderada por el consumo de las familias y la inversión empresarial han sido los principales baluartes de la recuperación económica, apoyados en una mayor estabilidad de los mercados financieros y una mejora de la confianza. Además la empresa tendrá bonificaciones (compatibles con otras ayudas) en sus cotizaciones a la SS de entre 1.000€ y 1.500€ anuales por cada trabajador con contrato de apoyo a emprendedores que sea menor de 30 años o parado de larga duración mayor de 45 años. Hasta ahora, cada uno de dichos delegados sindicales tenía el nº de horas sindicales por art.68 ET pero según el nº de trabajadores del centro al que perteneciera ese delegado. Se ha informado oficialmente que el ahorro energético total que produce el cambio al horario de invierno es del 5%. Es decir que sería en dichas empresas en las que se podría producir la nueva necesidad de hacer un ERE, según el número de despidos del que se tratara. Pero la empresa sí que tendría que pagar la cotización de los mismos. Pues bien, el absurdo nace cuando el empleado cobra 12 pagas anuales pero le pide a la empresa que le pague 14 porque “es mejor”.

El trabajador que venga del bachiller y no haya terminado su carrera universitaria no tiene aún uno de dichos títulos. Por tanto es nula toda cláusula del contrato que obligue al trabajador a disponer de nº de teléfono móvil y/o email y a comunicárselos a la empresa por ser contraria a la LOPD. Dentro de estas conversiones, 24.644 han sido a contratos ordinarios y 4.226 a contratos de Fomento de la Contratación Indefinida. Esta prestación será siempre gratuita y prioritaria. La Dirección de la empresa, combinando en lo posible los deseos del personal y las necesidades de la producción, fijará los horarios de trabajo conforme a lo establecido en la ley vigente. Este recargo de prestaciones ya existía antes de la LJS. No os extrañe nada que el jefe del Negociado de Forlayos del Ayuntamiento de Cogollos del Cerro se esté embolsando tranquilamente 4.000€ netos al mes. O que la huelga sólo puede tener éxito en Málaga, Málaga y Valencia porque es donde más "opresión" ha hecho el gobierno y la policía. Esta medida, cuando sea definitiva, deberá ser incorporada obligatoriamente por la legislación de todos los países miembros.

Si es que son unos putos genios de la macroeconomía y de la creación de empleo. Pero resulta que de esa forma, en general, sólo se pueden "traer" como máximo el 10% de la jornada del año que viene y se tiene que preavisar con al menos 5 días de antelación. Los contratos indefinidos del mes de septiembre se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en: 70.096 a tiempo completo con una bajada, respecto a septiembre de 2009, de 7.208 (-9,32%) 51.994 a tiempo parcial (que aunque son indefinidos son contratos precarios). etc. Antes de seguir, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre tipos de despido, para saber distinguir entre disciplinario, improcedente, objetivo y nulo. Peeeeero, sólo si los empleados estuvieran contratados directamente por el autónomo, lo cual es muy poco habitual, porque casi todos están contratados a través de una sociedad, generalmente una S.L., del autónomo. Si la empresa se niega o no contesta. Ya os podéis imaginar el discurso: todo eso no son más que trabas de los sindicalistas marisqueros y de los trabajadores gandules que impiden que los responsables de recursos humanos en la empresa levanten una empresa de Málaga, así que fuera. ¿En Asturias, famosa por sus huelgas históricas? ¿En Guipuzcoa o Vizcaya, provincias traidoras al glorioso futuro de una empresa de Málaga? Pues no. Mucha gente piensa que la razón fundamental de los éxitos de las selecciones de fútbol, baloncesto, balonmano o waterpolo es la motivación.

Lo tercero es demandar en el momento adecuado, que normalmente suele ser un poco antes de que te echen o después de que te echen, dependiendo de las circunstancias del caso y de lo que pretendas conseguir. Tened en cuenta que este artículo se refiere a pensiones contributivas, no a las no contributivas que son un asunto totalmente diferente. Si ganas la demanda después de que te echen, habrá relación laboral y por tanto el echarte habrá sido un despido nulo o más probablemente improcedente. Entonces el responsable de recursos humanos en la empresa recurre al truquito: si no quieres firmar llamo a otros trabajadores para que firmen como testigos de que no has querido firmar. En resumen, que si cobras más del doble del SMI y te subieran el sueldo en el 2014, esa subida no la asumirá el FOGASA en caso de que tengas que acudir a él. Despido parcial. Es decir que podría dar derecho a la empresa a despedirte si alcanzaras el baremo del nuevo despido objetivo por absentismo justificado. Es decir, que en la misma asamblea que aprobaron la huelga podían haber revocado a los delegados que votaron a favor del acuerdo y en contra del referéndum. Importes brutos a cobrar en caso de que pagara el FOGASA el total o el 40% Hoy, un conjunto de diputados han presentado el anunciado recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la reforma laboral del 2012. sino de un trabajador con contrato a tiempo parcial S.L Es más, podría suceder que ni llegara el asunto a juicio sino que un trabajador con contrato a tiempo parcial le pagara antes cuando viera que le pueden desmontar el chiringuito.

Aparte de lo anterior, en algunos casos se puede conseguir también que el acosador sea condenado a una pena de entre 6 meses y 2 años de prisión. Los hay que los disfrutan, pero nada menos que al 41,5% le ponen mala cara, con lo que implica posteriormente que la empresa ponga mala cara. Algún empleado ha conseguido que su empresa le pague 150.000€ con este método. En baja por enfermedad común o accidente no de trabajo: No cobrarás nada si no tienes al menos 180 días cotizados en toda tu vida laboral, sea como autónomo o por cuenta ajena.

Realizar las modificaciones legislativas oportunas para que esta reducción de jornada, y proporcional de salario, no implique una reducción de los derechos de prestación social, en lo que a los años de cotización se refiere, durante los primeros años de reducción, y de acuerdo con los límites que se establezcan reglamentariamente." Esta es la relación abreviada de los hechos: En una empresa, alegando la crisis, se reducen los salarios. Los presupuestos generales del estado asignan una cantidad a repartir entre todos los sindicatos en función de su representatividad, es decir en función del nº de delegados que hayan sacado sumando todas las elecciones sindicales. La gran pregunta que hasta ahora no ha sido respondida es ¿en concepto de qué se pagará el IRPF de la parte de la indemnización que exceda los 2000€/año y qué porcentaje se pagará?

En el vagón de cola está Extremadura, con un salario medio de 1.335 euros que cae un 3,7% respecto a 2013. Eso no ocurre prácticamente nunca. Una buena idea es hablar en salarios mensuales, en vez de anuales. No mientas o realices amenazas. 1ª de la Ley 14/2011, Consorcios Públicos y Fundaciones del sector público en los términos de la D.A.1ª de la Ley 14/2011 y otros organismos de investigación de la A.G.E. Dicho esto, no tienes que tener miedo al pedir un aumento. Si alguien de la competencia está ganando más por el mismo trabajo que tú haces es que hay margen para pedir una subida. En este sentido, puede ayudarte mucho una herramienta que contyrole todos tus gastos como ETT para saber cuánto dinero más te hace falta cada mes. - Evalúa cómo es tu salario respecto a la media de tu sector, respecto a tus compañeros (si puedes saberlo) y en relación a tus funciones. En esta línea van nuestras recomendaciones. Primero, debes tener en cuenta el ciclo presupuestario de la empresa, y cuándo se acostumbran a considerar las revisiones salariales. Si este mes se han presentado malos resultados o han echado a alguien, es mejor esperar un poco. Evita pedírselo en la mitad de pasillo, cuando esté a punto de irse para casa o cuando esté ocupado.

Ésta ayuda podrá ser de aplicación a empresas y autónomos que cumplan los siguientes requisitos: Que las contrataciones efectuadas sean indefinidas (se incluye la modalidad fija discontinua) Los contratados deberán ser personas beneficiarias del Sistema Nacional de Garantía Juvenil Con edades comprendidas entre los 16 y los 25 años. Si obtienes un no por respuesta, vuelve a intentarlo o vete Si la respuesta es negativa no debes tomarte las cosas en clave personal. No olvides solicitar alguna mejora en las condiciones, como horas extras, de descanso o flexibilidad de horarios, entre otras. Cuando el ejercicio está cerrado, suele ser muy complicado que te concedan un incremento salarial porque no se suelen ampliar las partidas de gastos y hay que esperar al siguiente año. Por otro lado, es aconsejable aprovechar las situaciones en las que se ofrece un ascenso, se tiene un éxito profesional o bien se designan más responsabilidades. Aunque te hayan dado un “no” por respuesta es positivo que tu jefe sepa que quieres un aumento, porque lo tendrá en mente más adelante y estará más dispuesto a concedértelo en el futuro.

Pregúntale a tu jefe por qué no te han dado un aumento y qué puedes hacer mejor para conseguirlo. Pero no porque sea fácil significa que le debas prestar menos atención. Haz un análisis de mercado Hay un dato esencial para negociar un aumento de sueldo. Hay varias preguntas que debes hacer: ¿utiliza la empresa algún tipo de review para determinar los salarios? ¿Hay un rango salarial fijado para cada categoría? ¿Quién toma la decisión sobre las subidas de sueldo? ¿A quién debes proponérselo primero? 4. Esto ha pasado, pasa y seguirá pasando. Y eso que estuve una semana enfermo. Llévate ese documento a la reunión con tu director para que vea que efectivamente eres proactivo, una cualidad que a las empresas les entusiasma. - Ten en cuenta que es probable que tu jefe tenga que consultarlo con parte de la cúpula y eso puede dilatarse semanas.

En el caso de mujeres dicha bonificación será de 700 euros/año. Quedan excluidos los trabajadores que hayan finalizado su relación laboral de carácter indefinido en un plazo de tres meses, previos a la formalización del contrato. Junto a Canarias, son las dos únicas autonomías cuya remuneración media está por debajo de los 1.400 euros al mes. El sector importa De acuerdo con este estudio, las empresas en las que más se cobra de media son las dedicadas a la electricidad y gas, con una media de 3.702 euros brutos al mes. Le siguen los puestos en los sectores de comunicaciones, con una media de 2.305 euros al mes. Si pides una subida demasiado grande quedarás en ridículo y partirás de una peor posición la próxima vez que negocies. Puedes negociar con otro tipo de ventajas que también forman parte del salario: tickets comida, reducción de jornada, una ayuda al transporte...Plantea la subida en términos que no parezcan excesivos. Puede ser que ahora que tienes ese dato como referencia seas más cauteloso a la hora de quejarte de tu sueldo, o quizá te hayas dado cuenta de que puedes pedirle más a tu empresa o a tus clientes. El segundo, dependiendo de la comunidad autónoma en la que residas, la media de sueldo mensual será mayor o menor.

Evidentemente, van a analizar las aportaciones que tú has hecho a la empresa y si no has realizado nada, las razones que expongas de poco te van a servir. A día de hoy, los sueldos más altos de España se pagan en las empresas del País Vasco, con una remuneración media de 1.982 euros al mes. A los vascos les siguen la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, que ha desbancado en el primer trimestre de 2014 a Cataluña del tercer puesto. Tienes que combatir tus miedos y averiguar si objetivamente estás bien o mal pagado. Averigua cuándo se cierran los presupuestos anuales, que suele ser a final del periodo anterior, porque suele ser el mejor momento para demandar el aumento, Tendrás que decidir además quién es el interlocutor más adecuado para recibir tu petición y qué estrategia vas a utilizar con él.

Aquí enumeraremos todas nuestras actividades, producciones y contribuciones a la compañía, antes de tener una entrevista con el jefe: servirá para aclarar las ideas, poder exponerlas con orden y no olvidar ningún punto importante. Nuestra ropa es parte de nuestra comunicación ya que siempre está enviando mensajes (estado de ánimo, personalidad y condición social), y complementará nuestra petición. - Una de las llaves maestras para convencer a un director de que debe subirte el sueldo es explicarle exactamente qué haces y por qué eres importante estando donde estás. No obstante, algunas veces el hecho de mostrar alguna oferta de otra empresa, hace que nuestro responsable nos efectúe una contraoferta. Y por ello, lo que es muy crítico es que hables de tu futuro y todo lo que vas a aportar y no de tu pasado y de todo lo que has aportado. Lo repito porque es muy importante: habla de todo lo que aportarás y no de todo lo que has aportado. Tu rendimiento pasado te da legitimidad para anunciar un gran rendimiento futuro Vale, vale. Averigua cuánto están ganando personas con tus mismas características y aptitudes y compáralo con tu propia paga. Si trabajas para una gran compañía, dale una mirada a sus finanzas. Cuando nos contrata una empresa, siempre se fija una contraprestación económica.

Una buena opción es plantear un porcentaje de aumento, que siempre es más abstracto, pero también puedes pedir una cantidad concreta. Mucho más que a tu pareja en muchos casos. No es necesario que se la presentes a tu jefe. Pregunta a alguien que conozcas en compañías similares, o busca ofertas de trabajo en la que se ofrezca un sueldo mayor para un puesto parecido tuyo. De este modo, evitarás quedarte en blanco u olvidarte algo que sea importante para que tu responsable tenga en cuenta. Además, puedes incluir las responsabilidades que tienes, los logros que has conseguido, el tiempo que ha transcurrido desde la última vez que te revisaron el sueldo, y, sobre todo, la situación en la que se encuentra el mercado. Muchas empresas, al cabo de un tiempo, revisan el sueldo de sus trabajadores en función de la responsabilidad laboral desempeñada durante todo ese tiempo. El gran error es hablar del pasado. Se formalizarán por escrito, así como sus prórrogas y variaciones, en el modelo que se disponga por el Servicio Público de Empleo Estatal. Ten en cuenta el período del año en el que te encuentras, porque no todos los meses son iguales para la empresa. Ya veo que lo entiendes pero aún tienes algunas dudas, ¿verdad? Es posible que estés pensando lo siguiente: vas un poco de listo porque para entender tu contribución futura tienes que mostrar lo que has hecho en el pasado.

Por supuesto que sí. Con lo cuál el punto de partida es que has hecho un buen trabajo (lo que ha implicado buenos resultados para la empresa en tu área de responsabilidad) y por tanto, al obtener unos buenos resultados te sientes legitimado para pedir un aumento de sueldo. Bien. Para ello, lo mejor es que redactes una lista de tus tareas diarias (incluidas horas extras y todo lo que aporte un valor añadido a tu trabajo) y tus logros. Lo más habitual es que no obtengas una respuesta directa y te diga que tiene que consultarlo con otros responsables. Eso significa conocer los procesos internos y las vías de comunicación: a quién dirigirse, cómo y cuándo: en general, es preferible hablar abiertamente cara a cara con el jefe, y solicitar una entrevista con él especificando el motivo de la "demanda". Entre los argumentos a esgrimir, además de los ya citados, habría que incluir tu aportación a la empresa, tu grado de integración en la misma, la marcha económica de la empresa, y el de la política y estructura salarial en comparación con otros profesionales que tienen similar nivel de responsabilidad.

Un buen ejercicio puede ser escribir una nota sobre las razones, aportaciones e intenciones, antes de tener una entrevista con el jefe: servirá para aclarar las ideas, poder exponerlas con orden y no olvidar ningún punto importante. Pon toda la información anterior por escrito Una vez que hayas reunido toda la información, y hayas decidido que mereces un aumento de sueldo, prepara una lista con las conclusiones a las que has llegado. Estudia la política de tu compañía Si tu empresa tiene un departamento de Recursos Humanos, antes de hacer nada, habla con alguien que conozca la política de la empresa en este tipo de asuntos. Que tu jefe directo diga que quiere subirte el sueldo no significa que te lo vayan a subir, pero es un primer paso. Lo mejor es que solicites una reunión con él para poder hablar tranquilamente y donde te preste toda su atención. ¿Cuánto pido? Antes de pedir un aumento de sueldo, es fundamental pensar con anterioridad qué importe queremos que nos suban y no dejar que sea la empresa la que decida, aunque sea ésta, evidentemente, quien tenga la última palabra. Entrénate y prepara la reunión clave, porque en ella te lo jugarás todo. No, ni siquiera buenos. Pasearte por la oficina con los pantalones hechos jirones y cara de pena no da resultado...pero tampoco es necesario parecer más jefe que el jefe. "Me ha preguntado de la consultora X, que si quería ganar 24 millones al año, pero le he dicho que estoy mejor aquí, con usted...". No pasees tu carnet del sindicato por toda la oficina: si es necesario, úsalo.

Podrías ir directo ahora mismo a hablar con tus superiores, pero será mejor que elabores una estrategia para conseguir tu meta salarial. sueldo Fotografía:  Antes de plantarte en el despacho de tu jefe con el puño en alto, conviene que tengas en cuenta un par de datos más. El primero, que la tendencia en España es bajar los sueldos, según el último estudio, se han reducido los salarios en una docena de comunidades autónomas respecto a 2013. Hoy en día, el salario medio español es de 1.634 euros/mes, un 0,3% menos que hace un año. Pero es una apuesta muy arriesgada que puede hacer que al final acabemos perdiendo el trabajo que, en principio, no queríamos abandonar. Cómo ha evolucionado, si se han ampliado nuestras responsabilidades, y si nuestra tarea a provocado mejoras en la productividad de la empresa o en cualquier ámbito en general. Si no hubiera estado enfermo hubiéramos crecido cerca del 3000%. Si el empleado llevase realizando prácticas NO laborales en empresas en el momento de la contratación podría llegar hasta el 75% de la reducción. Si le dices a tu jefe que sólo quieres cobrar 200 euros más al mes le parece más asequible que si le planteas una subida de 2.800 euros al año, aunque contando pagas extras sea lo mismo. El uso de la tarifa plana de 100 euros es, además, escaso.

 Con estos dos puntos tan importantes y básicos ya aclarados vamos a la receta para que la ejecución sea impecable. La ejecución perfecta para que no te nieguen un aumento de sueldo Ahora toca lo más fácil que es ejecutar. Si te enfadas, y das la nota, todo tu esfuerzo habrá sido en vano. El que una persona válida pida un aumento, aunque no se le conceda, se ve como algo positivo: eres una persona ambiciosa que se preocupa por su carrera. ¿Qué harás si recibes una negativa por respuesta? No te lo tomes como algo personal. No se considera incumplimiento de esta obligación en los supuestos de despidos por causas objetivas o disciplinarias que no hayan sido declarados improcedentes, ni las extinciones causadas por dimisión, muerte, o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de los trabajadores o por la expiración del tiempo convenido, o realización de la obra o servicio del contrato, o por resolución durante el periodo de prueba. ?sta no es un banco ni una institución de la caridad.

Sin amenazas Tampoco hay que amenazar con dejar nuestro puesto de trabajo si no nos conceden el aumento que solicitamos, ni poner un ultimátum a nuestro superior, porque si algo está claro en el marco laboral es que no hay nadie que sea totalmente imprescindible, por mucho cargo o responsabilidad que tenga dentro del equipo. y también justa. Antes de pararnos frente a nuestro jefe y pedir un aumento de sueldo, hay que elaborar un plan estratégico para no entregarnos a sus manos y recibir un "no" rotundo que nos quite la ilusión y las ganas de volver a solicitarlo. de 30 de diciembre). Sólo cumpliendo este requisito estás en disposición de negociar. Algunas empresas conceden aumentos de sueldo antes de cerrar los presupuestos anuales, que acostumbra a ser a finales de año. Y cuando llega la reunión de negociación tu jefe no tiene ni idea de cuáles son tus expectativas. ¿No crees que eso merece un aumento de salario?” Mientras emites estas palabras (que por cierto, te cuesta emitirlas con una voz normal y aparentando tranquilidad), tu interlocutor está pensando en cómo te va a decir que tu subida salarial va a ser prácticamente inexistente este año. Por otro lado, otro punto de control es el mercado, es decir, los empleados de la misma categoría en otras empresas de tu sector. Realiza una buena presentación La reunión con tu jefe para pedir un aumento de sueldo no es muy distinta a una entrevista de trabajo.

En primer lugar deja claro a tu jefe que te gusta tu trabajo y quieres seguir en la empresa, después explica lo que estás haciendo por la empresa y por qué crees que te mereces un aumento. Cuenta con que la decisión puede dilatarse, de forma inintencionada o deliberada, por lo que no está de más que vayas recordando a tu jefe que tenéis un asunto entre manosTienes que ser concreto. Todo tiene su momento y debes esperar por él. La peor idea puede ser pedir un aumento de sueldo justo cuando a tu jefe le están pidiendo que baje los gastos. En general, si una firma está bajo algún tipo de presión (interna o externa) no es ése el momento adecuado para plantear el tema de tu salario. En cambio, si la firma ha tenido un gran éxito, y si en particular tú has tenido algo que ver en ese éxito, seguramente tendrás mejores oportunidades de lograr tu objetivo. Automáticamente deja de escucharte (aunque haga que sí con la cabeza) y empieza a repasar todos los motivos (sus motivos) por los que no te va a subir el salario.



La razón por la que hablar del pasado es bastante irrelevante en una negociación salarial es porque el pasado ya lo has cobrado. Si pides una subida muy pequeña puede que te la concedan, pero no podrás volver a pedir otro aumento en bastante tiempo y, si ya tenían pensado subirte el sueldo, quizás acabes ganando menos. Acuérdate que hacer bien este paso puede ser la acción más rentable a nivel personal en un año. No puedes pedir un aumento el mes siguiente, pero puedes hacerlo en medio año, tiempo suficiente para demostrar lo que aportas a la empresa. Si después de intentar que te suban el sueldo varias veces obtienes siempre un “no” por respuesta, empieza a buscar otro trabajo. Y eso no es malo.

Mantenerse al día en este sentido es muy conveniente. eae mba executive Además, si quieres pedir un aumento tendrás que valorar tus posibilidades. En este sentido, tienes que evitar ir de víctima, los agravios comparativos o mencionar tu situación económica porque los gastos que tú tengas forman parte de tu ámbito estrictamente personal y no son competencia de la empresa. Esta es la baza que tienes que negociar, y debes estar dispuesto a usarla. Es un error natural pero al fin y al cabo es un error que nos cuesta mucho dinero. La crisis ha hecho mucho daño y muchas personas no se atreven ni a mencionarlo. Los meses de verano no son buenos para hacer la solicitud. Sin embargo, hacer realidad este deseo va a depender, en gran medida, del modo que tengamos de solicitarlo y de exponer las razones por la que creemos que merecemos ese incremento. Debe mantenerse el empleo del trabajador contratado al menos seis meses desde la fecha de inicio de la relación laboral. Pero también es importante que atiendas a algunos errores comunes que los trabajadores realizan en este momento. También estás solicitando que tu empresa te valore así que tenlo en mente para articular la conversación bajo esta premisa. - Cuida tu vestuario. Una vez digamos dicha cantidad, deberemos volver a exponer nuestros argumentos, ya sea por el incremento de responsabilidades, o, por ejemplo, para equipararnos con otros compañeros del mismo sector.

Su sueldo está en función de los resultados de la empresa y de la estructura salarial de la compañía si se trata de una gran multinacional. Los seres humanos no acostumbramos a tener paciencia pero si te interesa crecer en el largo plazo y estás en una empresa en la que disfrutas y en la que vislumbras oportunidades de crecimiento, deberías aprovechar la ocasión y arrancar una promesa de tu responsable lo más detallada posible de lo que ocurrirá en el futuro en condiciones normales. Eres tú el que se merece el aumento y con tus méritos debe ser suficiente para justificar el mismo. Proporciona a tus superiores una orientación de lo que estás pidiendo. Construye tu argumento con hechos y evidencias. La inteligencia emocional y el manejo de la situación a nivel psicológico son factores de éxito en este momento. Estos son los mejores momentos, ya que si nos merecemos un ascenso, también nos merecemos un aumento de sueldo y a la vez nosotros dispondremos de argumentos para justificar nuestra solicitud. Después de escoger el momento, llega la hora de plantearlo a tu superior, normalmente no vale con llegar y pedirlo directamente. Te voy a hablar claro. Asegúrate de que eres rentable Sólo hay un tipo de persona que puede conseguir un aumento: aquella de la que la compañía no se quiere deshacer porque le resulta rentable.

¿Cuántas veces has pensado en pedir un aumento de sueldo pero no te has atrevido? Nunca parece ser el momento más adecuado, te angustia pensar qué harás si no te lo dan y al final vas posponiendo el asunto mientras te come el día a día del trabajo, de manera que el deseado aumento de sueldo nunca se llega a producir. Si estas interesado en el tema, te recomendamos que te descargues el siguiente ebook, en donde te explicamos el paso por paso de como negociar un aumento de sueldo: Ebook Gratuito: 14 lecciones maestras sobre como conseguir un aumento de sueldo. Eso no puede ser. A la finalización del contrato, el trabajador tendrá derecho a que el empresario le entregue un certificado en el que conste la duración de los servicios prestados, puestos de trabajo desempeñados, principales tareas de cada uno de ellos así como la adaptación a los mismos. Muchos te dirán que tienes trabajo y no te puedes quejar, pero el que no llora no mama: si no haces algo porque mejoren tus condiciones laborales, no van a mejorar por sí solas. Estos son los pasos que debes seguir para que te suban el sueldo.

Es una práctica habitual de las empresas revisar objetivos y salarios una vez al año, hacia el final del mismo. Es decir, quiero entender que si no has rendido bien este año no vas a pedir un aumento de sueldo considerable, no?. Para ser conocedor de esta situación, debes informarte de los sueldos que tienen profesionales como tú en otras empresas del mismo sector. Preguntemos si en vez del aumento de sueldo podrían otorgarnos tickets para comprar en almacenes, algunas acciones de la compañía, o quizá una suscripción a instituciones como gimnasios, clases de inglés, etc. Esta exclusión no se aplicará cuando la finalización del contrato sea por despido reconocido declarado improcedente, o por despido colectivo, excepto en el supuesto previsto en el artículo 8.2 de la Ley 43/2006, de 29 de diciembre (BOE de 30 de diciembre). Tu jefe tiene que ver que te lo has pensado y vas en serio. Independientemente de lo que te digan, agradece a tu jefe el tiempo que ha pasado contigo.

¿Por qué? Aunque el rendimiento pasado ha sido exactamente el mismo. Si la empresa argumenta que no tiene el suficiente dinero como para aumentarte el sueldo, igual puedes conseguir otro tipo de compensación: cursos de perfeccionamiento, una promoción interna sin sueldo, unas vacaciones o un recorte de horario son alternativas que no deben dejarse de lado. Algo es algo, y antes de volvernos con las manos vacías esto puede dejarnos medianamente satisfechos. Lo que No debes hacer al pedir un aumento de sueldo Llegamos al punto donde exponemos los errores más comunes, las tácticas que jamás debemos emplear si pretendemos tener nuestro deseado aumento: Las actitudes de amenazar con la salida de la empresa para ir a otra y jugar con contraofertas no son para nada efectivas. Mostrarnos enfadados por estar descontentos y no tener motivos objetivos, o pedir un incremento salarial sin razones, solo hará que nos hundamos como el Titanic.

No hay nada que desagrade más a un jefe que aquellas personas que comparan sus sueldos con otros trabajadores de la empresa, por ende evitaremos argumentos de este tipo, y tampoco debemos mantenernos con una postura de pretender merecernos lo que pedimos. Por último, si recibimos el aumento solicitado, no debemos divulgarlo por toda la empresa y mucho menos, querer agarrarnos del codo cuando nos dan la mano, tomando ese voto de confianza para quedarnos más distendidos. El máximo responsable de la empresa negocia su salario normalmente cuando se incorpora, siempre que se produzca un cambio en sus responsabilidades o en circunstancias importantes del negocio, o anualmente, es decir, dentro del ejercicio normal de revisiones. Características del contrato El contrato de trabajo entre las empresas de inserción y los trabajadores en situación de exclusión social podrá celebrarse por duración determinada, ajustándose a las modalidades de contratación previstas en el Estatuto de los Trabajadores y demás normas aplicables, sin perjuicio de la duración temporal que necesariamente tenga el itinerario de inserción socio-laboral.

Esta percepción es, en la mayor parte de las ocasiones, absolutamente cierta. Es decir, la diferencia entre un periodo y otro ha sido tan solo de tres décimas. Tendrás más oportunidades, pero empieza a trabajar en ellas desde ahora. Si crees que ya ha llegado el momento de pedir tu merecido aumento de sueldo, debes seguir una estrategia para lograrlo. Elige el momento adecuado Para pedir un aumento lo primero que tienes que hacer es concertar una reunión con tu jefe. Modalidades de contrato de trabajo En este apartado se abordan las cuatro modalidades de contrato de trabajo (indefinido, temporales, para la formación y el aprendizaje y en prácticas), sus características y cláusulas específicas, así como los incentivos existentes en función de las peculiaridades del trabajador y/o del empresario. Cerramos el paréntesis.

Has obtenido unos grandes resultados en el pasado y además me prometes que en la reunión donde discutirás tu salario hablarás de futuro y no pasado. Es algo que para mí va implícito. Y si en un año no has encontrado el momento para transmitirle tus expectativas, él va a creer que estás conforme con tus condiciones. Podría ser conveniente que un representante sindical esté presente durante el encuentro con tu jefe para discutir tu salario. O incluso si es posible ganar más trabajando menos. Si lo que has apuntado es cierto, el debería ser consciente de ello y bastará con que se lo recuerdes verbalmente. Para ello, lo mejor es apuntar en un papel los argumentos por los que crees que deberían dártelo. Así, te queremos ayudar y te presentamos 6 errores a evitar al pedir un aumento de sueldo, seguro que así lo logras. También te puede interesar: Cómo pedir un aumento de sueldo 61 Twitter 18 Facebook 3 Google + Instrucciones Una vez consigas la entrevista con tu superior para pedir el aumento de sueldo, el primer paso sería reflexionar sobre si es el momento adecuado. Además, piensa los argumentos a dar que justifican la suma pedida.

Recuerda al negociar que no todo es dinero. Revisa qué has hecho por la empresa Si tu compañía está atravesando por una mala racha económica, está habiendo despidos y bajadas de sueldo, quizás no es el mejor momento para pedir un aumento. Tienes que ser honesto y pensar en positivo. La empresa te ha pagado un dinero por algo que ya está hecho basado en una relación contractual donde tú (parece ser) que has cumplido y la empresa (si te ha pagado) también. Tu promesa de rendimiento futuro es la que siempre va a marcar tu salario Para aclararte la explicación, voy a poner un ejemplo que todo el mundo podrá entender. Imagina que el mejor futbolista del mundo mete 125 goles en una temporada y su contrato termina esa misma temporada. Y si alguien no mantiene su palabra contigo quizás no es el lugar idóneo donde crecer y desarrollarte. Por último me gustaría hacerte reflexionar sobre algo que creo que es mucho más importante que un aumento de sueldo. ¿Realmente estás en un lugar dónde puedes desarrollar todo tu potencial? ¿Te sientes rodeado de líderes con los que puedes aprender? Si realmente crees encontrarte en esa situación, pide un aumento de sueldo. Nuestro sueldo suele crecer a un ritmo más lento cuando llevamos años en una empresa.

Si esa nota será solo un "guión" para la entrevista o un memorándum, dependerá de la cultura de la empresa, aunque en general es más conveniente negociar cara a cara en una conversación normal entre profesionales. Y llegamos al momento de plantear una entrevista para negociar el aumento de sueldo, donde aquí deberemos aclarar desde el principio la razón por la cual pretendemos entrevistarnos, no antes habiendo analizado bien a quién debemos dirigirnos para pedir el aumento, ya que deberá ser la persona encargada de tomar esa decisión. Al fin y al cabo recuerda que tu sueldo es consecuencia del valor que aportas y si te encuentras en un lugar en el que no estás evolucionando pronto dejarás de aportar de valor y por ello antes de que eso ocurra debes ponerle una solución al problema. Recuerda siempre que es el futuro el que va a decir cuál es tu salario, nunca tu pasado. En el caso de personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, deberán ser mayores de 16 años y menores de 30. No puedes pedir un aumento cuando te lo cruces en el pasillo, abórdale en algún momento y, como si fuera tu novia, dile: “tenemos que hablar”.

El mejor momento para fijar la reunión es aquel en el que está reciente el recuerdo de algo importante que hayas hecho para la empresa: cuando tu valoración está en su punto más alto. En definitiva, recuerda que más que dinero, lo que buscas es un justo reconocimiento a un trabajo bien hecho. Te mereces un aumento de sueldo. La argumentación y el razonamiento son fundamentales, no basta sólo con ir al despacho de tu jefe y decirle que quieres un aumento de sueldo, sino que deberás explicar lo más lógicamente posible por qué te lo mereces. Buscar el momento Para pedir este aumento de sueldo, es importante tener en cuenta el período del año en el que nos encontramos porque no todos los meses suponen lo mismo para la empresa. Colaboración con órganos de la Administración General del Estado, organismos autónomos y entidades sin ánimo de lucro y corporaciones locales (O. Sin embargo, cuando cambiamos de compañía se nos presenta la oportunidad de renegociar las condiciones económicas con mayores ventajas. El resultado es que al final, después de unos años en el mismo puesto de trabajo, nos sentimos estancados y mal pagados. Por ello, abro un paréntesis gigante en el post: Yo estoy suponiendo que si estás leyendo este post es por dos motivos: (a) eres seguidor del blog y te gusta crecer (b) has puesto en Google “cómo pedir un aumento de salario” y ahí te ha salido esta entrada.

Sea cual sea tu caso, en ambos casos asumo que si vas a pedir un aumento de sueldo es porque tu rendimiento ha sido excelente. Es posible que en algún caso la empresa no te pueda subir mucho tu salario pero por otro lado pueda financiarte una formación de posgrado, el transporte, ampliar las vacaciones o incluso modificar ciertos horarios para aumentar tu calidad de vida… A veces hay que ser flexible y pensar en diferentes alternativas que para ti son muy importantes. Los contratos objeto de las ayudas podrán realizarse con carácter temporal mediante contrataciones a tiempo completo o a tiempo parcial, debiendo en este caso ser la jornada diaria o semanal superior a la mitad de la jornada del trabajador a tiempo completo comparable.

Se sutil, pero no dejes que vaya pasando las nóminas sin ver ningún cambio. 10. Aprovéchalo! ¿Crees que te pagan menos de lo que deberían por el trabajo que haces? Probablemente pienses que no estamos en la mejor época para pedir que te paguen más, pero a menos que tu empresa esté en pleno ERE, no hay por qué cohibirse. Todos los trabajadores están en su derecho a pedir un aumento y, de hecho, son los que se deciden a hacerlo los que más posibilidades tienen de conseguirlo. Si no lo sabemos, podríamos correr el riesgo de solicitar un monto demasiado alto, lo que nos pondrá la careta de "pretenciosos"; o demasiado bajo, lo que demostrará que no nos valoramos ni a nosotros mismos ni al trabajo que realizamos. Pedir aumento de sueldo por escrito Una vez hecha esta "investigación", pasaremos ahora a elaborar un plan por escrito. La mejor arma es tratar de mostrar que te mereces el sueldo por tu trabajo. Finalmente, si recibimos el aumento solicitado, felicidades! Pero no vayas a divulgarlo por toda la empresa, esta actitud tampoco va a gustar. Si deseas leer más artículos parecidos a 6 errores a evitar al pedir un aumento de sueldo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Relaciones laborales. Consejos Intenta preparar tus argumentos, así seguro que no caes en errores. Detectar el momento adecuado La oportunidad es clave en cualquier negociación salarial.

Pero esto no significa que no puedas hacerlo. En muchas ocasiones las compañías usan la crisis como excusa; no aceptarán que les pidas una cantidad de dinero desorbitada pero, volviendo al punto primero, si eres rentable les interesará conservarte. Para lograr un aumento lo principal es demostrar que generas un beneficio para la empresa que es mayor que lo que vayan a pagartePara estar seguro de lo que vales hazte una serie de preguntas, las respuestas te servirán para negociar cara a cara con tu jefe llegado el momento. Así que no mires a tu compañero dentro de tu misma empresa sino utiliza benchmarks de calidad donde los “outliers” no tienen cabida. Tener clara tu evolución salarial pasada dentro de la empresa.

Características del contrato Los contratos objeto de las ayudas podrán realizarse con carácter indefinido, incluida la modalidad de fijos discontinuos, mediante contrataciones a tiempo completo o a tiempo parcial. Pero, en general, los altos directivos no "piden aumento de sueldo", en su sentido más literal. En el caso de otros cargos medios de la empresa pueden darse circunstancias en las que el nivel de responsabilidad y la competencia profesional han quedado desfasados en relación con el mercado; este hecho puede llevar a hablar con el jefe para solicitar una revisión. Y lo bonito de esto es que el futuro siempre depende de ti. Sin embargo, desde un punto de vista cuantitativo, ¿cómo va tu empresa? ¿cuáles han sido sus resultados en los últimos dos años? Seguramente mucho menores de lo que el jefe espera, pero quizá no tanto como para no poder afrontar tu aumento de sueldo. Otra pregunta que debes hacerte, si cabe más importante que la anterior es, ¿cómo de importante eres tú para la empresa? La respuesta a esta pregunta te dará los argumentos para negociar tu aumento de salario. ¿Qué debes tener en cuenta a la hora de pedir un aumento de sueldo? Valora también otras posibilidades, el tan mencionado “salario emocional”, consistente en obtener otros beneficios más allá del económico, como más vacaciones, jornada de trabajo flexible o teletrabajo.

Puede que hayas hecho algo extraordinario, pero si ha pasado un año nadie se acordará, y tus jefes no lo tendrán en cuenta. También tienes que evitar ciertos momentos. No te duermas en los laureles. Si tienes un impacto fuerte o muy fuerte en los resultados de tu empresa es más fácil y probable que la empresa no quiera “jugársela” pagándote por debajo del salario de mercado. 3) Tener flexibilidad a la hora de negociar y ver el “paquete completo” Si todo lo que esperas negociar son cuestiones monetarias vamos mal. La empresa deberá mantener la contratación durante, al menos, seis meses, y aumentar el nivel de empleo tanto indefinido como total de la empresa. Entender si has crecido mucho o poco salarialmente desde que empezaste en la empresa. Si prefieres enviárselo por correo, revísalo bien antes de darle a “enviar” no sea que te arrepientas de algo.

En caso de no haber elegido la correcta, a no desesperarnos; debemos dejar que esta persona remita tu petición a quien corresponda. Es importante llevar a cabo el proceso de presentar toda la documentación necesaria para fortalecer los argumentos, así como un plan o proyecto salarial sensato y por escrito, ya que refuerza nuestra postura y además transmite una imagen de seriedad y responsabilidad. El mejor momento para pedir un aumento de sueldo Si tenemos la posibilidad de pedir el aumento de sueldo personalmente en una entrevista, evaluaremos primero qué humor tiene nuestro superior en ese momento. Arrancar una promesa para el futuro Si este año no puede conseguir tu aumento de salario, es importante que tengas la promesa moral de que en la próxima ocasión si que vas a tenerlo. También puedes negociar con otro tipo de ventajas, que también forman parte del salario: tickets comida, reducción de jornada, un coche de la compañía, algún tipo de formación…

Mereces el aumento de sueldo pero no porque alguien de otro departamento gana más que tú ni porque tú eres mejor que Fulano o Mengana. Ten una cantidad en mente. Si llevas poco tiempo te será fácil, pero si llevas muchos años vale la pena que tengas bien apuntado y presente cuál ha sido tu evolución salarial desde el momento que empezaste en la compañía. Listar los proyectos futuros que vas a realizar y con ello el impacto que tu trabajo va a tener para la empresa. Así que es tu trabajo transmitir tus expectativas para que la negociación empiece de un punto de partido donde la información sea simétrica y no asimétrica. 2) Preparar bien la reunión de negociación Merluzo! (como diría el gran Víctor Kuppers), has trabajado miles de horas para la empresa de tus amores en todo el año y te sientes preparado para hablar de tu salario porque le has dedicado 15 minutos de tu tiempo a apuntarte en tu libreta de rayas (que por cierto va a conjunto con tu pijama) todos los temas que quieres “tocar con tu jefe”? Ole, ole y ole ( siguiendo el lenguaje Kupperiano). Fataaaaaal! Preparar bien una reunión de negociación de tu salario es como mínimo: Disponer de un benchmark salarial: Siempre es mucho mejor hablar del salario del sector que cometer el típico error de decir que Pepito Sánchez tiene mi mismo cargo y cobra más que yo cuando hace menos que yo.

De ellos, 1.250.478 han sido estables, lo que supone un 8,1% del total. Si crees que en tu trabajo actual no te valoran lo suficiente, lo mejor que puedes hacer es buscar otro sitio en el que realmente te aprecien. Decide qué aumento vas a pedir Antes de pedir un aumento tienes que saber cuánto más quieres ganar. Otras características La retribución del trabajador será la fijada en convenio colectivo para los trabajadores en prácticas, sin que, en su defecto, pueda ser inferior al 60% o al 75% durante el primero o el segundo años de vigencia del contrato, respectivamente, del salario fijado en convenio para un trabajador que desempeñe el mismo o equivalente puesto de trabajo. Ante todo, investigar La clave es buscar y encontrar buenos ejemplos de trabajos similares dentro y fuera de la compañía. No basta con decir “quiero un aumento”. Por ejemplo, si ha tenido un mal día o lo notas de mal humor, es preferible que lo dejes para otra ocasión. También deberemos evitar pedir un aumento de sueldo si sabemos que la compañía está atravesando por momentos difíciles. Generalmente, el jefe deseará rebajar algo, por lo que si utilizamos esta estrategia, igualmente lograremos el monto que creíamos correcto. Lo cierto es que, en muchos sectores, la forma más rápida de escalar es ir cambiando de empresa.

Esta actitud no suele gustar a los jefes. Este monto levemente superior debemos analizarlo con cautela y teniendo en cuenta siempre el momento justo para hacerlo. Si rechazan nuestra petición, seria bueno que tengamos listo un plan alternativo. Esto te dará más pistas para concretar esa cifra. - Además, cuando pides un aumento de sueldo, normalmente no sólo se trata de dinero. Piensa que no puedes pedir un aumento de sueldo y quedarte cruzado de brazos, esperando una propuesta. En general todos queremos ganar más dinero trabajando igual que el pasado año. Se trata de bonificaciones de carácter temporal que se mantendrán hasta que la tasa de paro baje del 15%. No te muestres dubitativo.



Por ello, es crucial detectar el momento adecuado para formular un pedido de aumento de sueldo. Ayuda sindical en la negociación Tu sindicato debería tener un nivel de experiencia tanto en términos de habilidades de negociación y conocimiento de los niveles de paga en tu industria. A parte de ser perjudicial para el propio profesional, no le hace ganar nada, sino todo lo contrario; No tener motivos objetivos, sino pedir un incremento salarial sin razones; ¡Sí, aunque sea Año Nuevo! Aquí van algunos consejos en clave de humor. Elimina la palabra sueldo de tu discurso, chirría menos eso de "mejorar nuestra relación laboral". No pidas un aumento: sugiere "seguir en la línea positiva y de progreso de trabajo". No hables de tí mismo, sino del trabajo de tu jefe: te adorará por ello. Estudia el humor del jefe y no elijas el momento en el que le acaban de pasar los gastos del teléfono para hablar con él. Aprovecha las palmaditas de tus superiores y devuélveselas con un "a ver si es verdad que soy tan bueno".

Nunca hagas comentarios sobre la familia de tu jefe. Piensa qué es lo que haces realmente en el trabajo, qué responsabilidades asumes, cuál es tu experiencia real, tu nivel de educación y tus horarios. El rendimiento futuro del jugador a) claramente si no ocurre nada fuera de lo normal será mucho mejor que el rendimiento futuro del jugador b). ¿Lo entiendes? Es bien sencillo. Seguro que más de una vez has pensado para ti mismo las razones por las que te mereces el aumento de sueldo. No tienes nada que perder, y si cumples con lo que te diga, la próxima vez le costará más negarse. Si muestras una actitud razonable, pedir un aumento de sueldo sólo supondrá un paso más en tu carrera. Si el contrato se formaliza con personas beneficiarias del Sistema Nacional de Garantía Juvenil se aplicará, de forma adicional a la reducción, una bonificación del 25%. No creas que te van a subir el sueldo sin regatear. Sin embargo, no todas las compañías llevan a cabo este reajuste económico y, a menudo, los trabajadores tampoco osan pedirlo ni se atreven a dar ese paso. Si te has planteado pedir un aumento de sueldo, debes tener en cuenta cuándo, cómo y por qué lo vas a solicitar.

Vamos bien. Cuenta con que la decisión puede dilatarse, de forma inintencionada o deliberada, por lo que no está de más que vayas recordando a tu jefe que tenéis un asunto entre manos. Prepárate para regatear Como en cualquier otro intercambio comercial, el empleador tratará de maxificar su beneficio pagándote lo menos posible: si te paga más es porque lo vales. Por ejemplo, si estamos en el mes de junio, seguramente tu solicitud se perderá en el olvido. Asesórate bien sobre tus opciones con un coach profesional si tienes la posibilidad. Es muy probable que te lo pregunten, y tienes que tener todo estudiado. Las empresas tienen políticas y en algunas ocasiones muy estrictas por cierto, especialmente en lo que se refieren a bandas salariales. ¿Es este tu caso? Si es así, tienes que solucionarlo cuanto antes o tu frustración irá en aumento. ¿Qué tal un cambio de empresa? Es una opción que tendrás que plantear en un momento u otro. Bajo ningún concepto te pongas chulo: la arrogancia no conduce a nada y menos a un aumento. Tienes a tu jefe a tu lado durante 3.000 horas cada año.

¿Cual es la medida en relación a la que debes poner tu salario? El primer punto de comparación es interno, debes medirte en relación con otros compañeros que realizan el mismo trabajo que tú dentro de tu empresa. La clave está en tu rendimiento futuro y no en tu rendimiento pasado cuando vas a negociar. Requisitos de la empresa Ser sociedad mercantil o sociedad cooperativa calificada como empresa de inserción, que realice una actividad económica cuyo objeto social sea la integración y formación socio-laboral de personas en situación de exclusión social. Por eso es muy importante que tengas en cuenta el período en el que te encuentras. La memoria empresarial es débil. La peor idea puede ser abordar al jefe en un pasillo o en un momento de descanso. Es un error. La realidad es que todos lo queremos y solo unos pocos lo consiguen.

Te voy a enseñar una fórmula para que sea imposible que te digan que no. En ningún caso el salario será inferior al salario mínimo interprofesional. Muchas veces conseguir más dinero no es el único factor que nos hace sentirnos bien pagados. De esta manera, también sabrás si estás valorado correctamente dentro de la empresa. Si quieres que tu responsable te tenga en cuenta, es importante que también escojas el momento oportuno y lo pienses detenidamente antes de dar el paso. El contrato necesariamente incorporará en el correspondiente anexo la expresión de las obligaciones que las partes asumen en el desarrollo del itinerario personal de inserción y las medidas concretas a poner en práctica. ¿Estás realmente cobrando demasiado poco? Si la respuesta es afirmativa, no dudes en lanzarte a pedir un aumento. Si eres un empleado rentable aún es más sencillo lograr un aumento si cuentas con una oferta de otra compañía. En este sentido, es fundamental que pienses detenidamente antes de actuar.

Averigua qué sueldos paga, especialmente para posiciones comparables con la tuya. La pregunta que debes hacerle no es si te van a aumentar ya el salario, si no si estaría dispuesto a respaldar que así sea delante de quien fuese necesario. Quién no ha deseado alguna vez que le subieran el sueldo. Pero si vas a negociar desde esta posición (mucho más cómoda) asegúrate que realmente van a contratarte en otra compañía: si no te suben el sueldo lo siguiente que harán es echarte. 2. Si está de pocas pulgas directamente no será recomendable asomarnos por ningún motivo. También intentaremos evitar hacer consultas respecto a un aumento de sueldo si sabemos que la compañía está atravesando un momento económicamente difícil, ya que eso nos mostrará como codiciosos, que no cuidamos el bienestar de la compañía o de nuestros compañeros de trabajo. Definir el monto a solicitar Cuando encontremos el momento adecuado para pedir el aumento salarial, con cautela podemos darnos el lujo de hacer una petición levemente más alta de la que creemos adecuada.

Recordemos que, en teoría, nuestro sueldo va de la mano de nuestro cargo y nuestras responsabilidades, y por supuesto, de la eficacia a la hora del trabajo, por lo que si estos puntos han mejorado desde la última vez que negociamos nuestro sueldo, también es justo que se actualice el monto. Otro punto importante será chequear cuánto están ganado otros empleados que se desempeñan en un campo y cargo similar al nuestro, tanto de nuestra empresa como de todo el campo laboral (podemos consultar en los sindicatos, colegios profesionales o en revistas especializadas), para considerar el aumento de sueldo medio que podemos recibir. Evita también los lunes y los viernes, en los que tu jefe puede tener la mente poco receptiva a tu propuesta. 9. ¿Has ayudado a que un proyecto salga adelante? ¿Has trabajado más de lo que deberías si la compañía te ha necesitado? ¿Has tenido iniciativa? ¿Haces algo más de lo que te mandan? ¿Has ahorrado dinero o tiempo a la compañía? ¿Has implementado nuevos sistemas o procesos? ¿Has enseñado algo a tus colegas? 3. Si tienes que encarar la negociación solo/a Pide una entrevista.

Finalmente, el mejor consejo para pedir un aumento de sueldo es ser sincero y mostrar siempre nuestros argumentos de un modo convincente y razonable. Así que asegúrate que la ejecución es impecable. 1) Gestionar las expectativas de tu responsable mucho tiempo antes de la reunión Un error muy típico. No todos los seres humanos tenemos la capacidad de leer pensamientos ajenos. En el sector servicios, los sueldos más altos corresponden al sector de finanzas y seguros (2.960 euros/mes) y los más reducidos, a la hostelería (1.017 euros/mes). Además, el tamaño importa: la remuneración media en las empresas de mayor tamaño llega a ser un 47% mayor que en las pymes. De acuerdo con un estudio de las ofertas de trabajo que publica Infojobs, una de las web de empleo con más tráfico en España, los puestos de dirección y las ingenierías son los que ofrecen mejores salarios. Guía para conseguir un aumento Si has leído todas las cifras y listados que hemos reunido y crees que definitivamente mereces llegar de forma más holgada a final de mes, es conveniente que tengas en mente los siguientes pasos: - Es muy importante que pienses en una cifra antes de solicitar el aumento. Parece algo sin demasiada importancia pero te aseguro que la tiene. Y es bien sencilla.

¿Estás atento? Pues vamos para allá. El gran error al negociar tu salario El problema por el que en general no consigues un aumento de salario es que casi todos caemos en el mismo error cuando queremos negociar nuestro nuevo salario. Los buenos líderes mantienen siempre su palabra. Que te ayuden a encontrar un argumento. Evita los errores, aprende a negociar y a bloquear las objeciones. Por último, ten preparado un plan B por si fracasas. Recuerda que siempre es mejor que bases toda tu argumentación sobre hechos que puedas demostrar. Una buena oportunidad de recibir un aumento de sueldo significativo sucede asimismo cuando se promociona, es decir, cuando se ocupa un puesto de mayor responsabilidad, lo que puede ocurrir en cualquier momento y por razones variadas; que se jubile un compañero, que el jefe directo promocione y deje un puesto vacío, que se marche de la empresa algún empleado de mayor responsabilidad o, simplemente, que surja una nueva necesidad.

En cualquier caso, suele suceder que tenemos la sensación de que los salarios se incrementan en un mayor porcentaje fuera del mercado que en nuestra propia empresa. Para ello, aquí ofrecemos una guía de pasos a tener en cuenta y sugerencias que nos servirán a la hora de negociar el aumento de sueldo. Análisis previo para pedir un aumento Como primer tarea antes de lograr nuestro cometido, será analizar nuestro trabajo. Esto es importante, porque si el jefe no ha presupuestado un incremento, puede ser muy complicado, aunque lo consideres justo, lograr una revisión. En otras circunstancias, el momento de pedir un aumento es el mismo en que has sido ascendido, se han incrementado tus responsabilidades, has tenido un éxito importante, o has realizado cualquier aportación extraordinaria y objetivamente reconocida. Debes tener en cuenta la cultura de la empresa, es algo que todo profesional, y por añadidura, todo directivo debe conocer. En cuanto a que esa nota sea un guión para la entrevista o que se escriba un memorandum, dependerá de la cultura de la empresa, aunque en general es más conveniente hacerlo cara a cara en una conversación normal entre profesionales. Finalmente, valorar la cuantía económica del ascenso es complicado ya que normalmente la remuneración va en función de la aportación y del nivel de responsabilidad de la persona y por lo tanto es un valor muy relativo.

Amenazar con la salida de la empresa para ir a otra y jugar con contraofertas: la decisión de dejar una empresa por motivos económicos, que puede ser válida en un momento dado, no debe dar lugar nunca al juego de la contraoferta. Actitudes perjudiciales: Presionar con otra oferta; Amenazar con irse; Mostrarse enfadado, refunfuñando, incómodo, incordiando, por estar descontento. Si eres un empleado mediocre, olvídate de pedir un aumento: puede que acabes de patitas en la calle. Es fácil pensar que vales más de lo que ganas, pero puede que no sea cierto. Si por el contrario no te encuentras en esta situación, creo que lo más sensato para ti es que busques cambiar de entorno lo antes posible. Tu petición es lo suficientemente seria como para requerir una entrevista personal. Trata de mantener la discusión lo más calma y objetiva posible.

Este no debe ser el argumento principal para pedir un aumento –lo principal, repetimos, es que seas rentable– pero está bien saberlo, por si te preguntan o por si, ante una negativa, te planteas cambiar de empleo. 5. Evidentemente, con una cara radiante y sonriente su representante va a negociar su ampliación de contrato con el club en cuestión. Contéstame a la siguiente pregunta acerca de este caso: ¿Cómo serán sus nuevas condiciones salariales? a) Si el jugador tiene 23 años b) Si el jugador tiene 37 años Respuesta: te aseguro que el jugador a) renovará por mucho más dinero por temporada y por mucho más tiempo que el jugador b). Pasos para pedir un aumento de sueldo En este mundo donde siempre el sueldo de los superiores son los mas codiciados, y donde el dinero que uno gana no alcanza para estar a fin de mes tranquilos y con sobras para ahorrar, pedir un aumento de sueldo parece ser la tarea que todos quieren evitar, pero que a veces se vuelve completamente necesaria... Y mucha. Por ello, la clave para pedir un aumento salarial y conseguirlo es hablar del futuro y no del pasado. Muchas veces empiezas tu charla con tu jefe diciendo: – “Durante el año 2015 mi contribución a la compañía hizo que creciéramos un 2.598%. Piensa que tu responsable va a venir con una propuesta.

¿Tienes posibilidades? En este sentido, es buena idea estar siempre atento a nuevas oportunidades, no cerrarse puertas por comodidad o temor a la incertidumbre. 14 Lecciones Maestras para Conseguir un Aumento de Sueldo Por otro lado, una vez que has decidido que vas a pedir el aumento de sueldo, es vital elegir el momento más adecuado para solicitar el incremento de salario. En este caso, el ir de farol, te puede pasar que te inviten a abandonar el barco, si es que tienes esa suculenta oferta que seguramente ellos ni quieran ni puedan superar. Mostrarte enfadado por estar descontentos y no tener motivos objetivos, tampoco te va a ayudar. Sí, esa fórmula existe. Así, tu incremento salarial se verá justificado. Otro error de los más comunes al pedir un aumento de sueldo es compararlo con el de otros trabajadores. Debería ser una conversación razonable. Evita compararte con tus compañeros.

Incentivos incorporación de jóvenes a entidades sociales. Esto te podría mostrar como una persona poco considerada tanto con la empresa como con el resto de compañeros. No te ayudará a conseguir el aumento de sueldo la actitud típica de amenazar con tu salida de la empresa o jugar con otras ofertas. Estar promovidas y participadas por una o varias entidades promotoras, es decir, entidades sin ánimo de lucro, asociaciones sin fines lucrativos y las Fundaciones, cuyo objeto social contemple la inserción social de personas desfavorecidas, que promuevan la constitución de empresas de inserción. No, solo si es necesario. Lo del regalo a tu pareja está muy visto, se imaginativo: ¡Mejor a tu jefe! Y el más importante: "Jefe, ¡usted y yo nos merecemos un aumento! ¿O no?" Recomendable y aplicable a la interpretación de este último capítulo: demuestra que te divierte tu trabajo, nadie te va a pagar más por sufrir tanto (o parecerlo). El trabajador no debe haber estado vinculado a la empresa en, grupo de empresas o entidad los 24 meses anteriores a la contratación mediante contrato indefinido, o en los últimos 6 meses mediante un contrato de duración determinada o temporal o mediante un contrato formativo, de relevo o de sustitución por jubilación. Es una forma de mejorar tus condiciones dentro de la empresa sin implicar una subida salarial. Ser largo-placista siempre te va ayudar. Y grande. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario