miércoles, 24 de agosto de 2016

Y ahora hagamos un curriculum

Curriculum es la palabra de moda de esta década. Todo el mundo habla de hacer curriculums, y de la importancia que un curriculum tiene a la hora de encontrar un puesto de trabajo. Existen cientos de libros que te enseñan a hacer un curriculum, miles de páginas web y foros con consejos sobre cómo hacerlos, e incluso los programas ofimáticos cuentan con un asistente automático para hacer curriculums, con varias plantillas prediseñadas, para que todos los candidatos a un puesto de trabajo, presenten más o menos los mismos curriculums, con las mismas cosas y en el mismo orden.

Todos iguales, todos de uniforme, ¡todos con un curriculum! Ya mismo van a regalar curriculums bajo las tapas de los yogures de la marca blanca del supermercado que todos conocemos, pero cuyo nombre no voy a citar porque hoy me he levantado puntilloso, no por otro motivo.

Y nadie se para a pensar en los curriculums desde el otro punto de vista, desde el de la persona que dentro de la empresa, recibe a diario cientos de curriculums no solicitados, todos iguales, todos hechos con el mismo asistente para curriculums, eso sí, en sus tres modalidades a saber: clásico, moderno o funcional. No pensáis que ese pobre jefe de personal es también una persona, con un monótono y rutinario trabajo, el de leerse esos cientos de curriculums, todos ellos cortados por el mismo patrón.

Por favor, dadle una alegría a esa persona y elaborad un curriculum que llame la atención, algo que detaque sobre todos los demás: en forma, en color, en presentación... el único límite es vuesta imaginación. Ejemplo, entregad el curriculum en CD-ROM, pero no en un princo puerco, sino en un CD de imprenta con vuestra foto y plastificado.

Es una idea tan buena o tan mala como cualquier otra. Bueno, aquí os dejo ésta info para hacer un curriculum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario